El PJ de los ismos puede llevar a Martínez a la gobernación con una Legislatura peronista

Los ismos del Partido Justicialistas irán a las urnas el próximo 27 de octubre, donde los principales referentes legislativos son candidatos en estas elecciones pero seguirán con su mandato hasta el 2021.

Ricardo Quintela, Teresita Madera y Gabriela Amoroso se colocaron bajo el paraguas del pos casismo y en caso de no tener suerte electoral, seguirán dentro de la Cámara de Diputados.

Quintela enfrenta al ex gobernador Luis Beder Herrera, que termina este año su mandato como legislador nacional.

Mientras que los senadores nacionales radicales Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria también tienen mandato por otros cuatro años más en la Cámara Alta.

Este miércoles, Quintela aclaró que el 27 de octubre no se trata de una pelea entre quintelistas y bederistas, al afirmar que el justicialismo es la columna vertebral del partido que lo tiene como candidato junto al gobernador Sergio Casas, con una banca asegurada en la Cámara de Diputados de la Nación.

Ese peronismo -más allá de los dichos del diputado provincial- puede llevar a Martínez a la gobernación en un hecho inédito para la política riojana, ya que cambiaría de color político la Casa de Gobierno.

No es una alternativa alocada porque el justicialismo divide sus votos en la provincia y especialmente en el departamento Capital.

El radical en caso de ganar el 27 de octubre tendrá que asumir el 10 de diciembre con el 50% de la Legislatura renovada, pero con los principales actores peronistas como casi todo el Poder Legislativo.

Cada departamento del interior que renueva sus bancas, y que no está la Capital, el peronismo sigue fuerte, por lo cual traería diputados opositores a Martínez.

Ese justicialismo de los ismos también puede producir otro hecho increíble: es que ganen los Fernández como presidente y viceen el país, pero Macri salga airoso en La Rioja y hasta con un gobernador de su color político.

Esta mirada sobre la realidad política riojana está reflejada en las encuestas que se muestran o se comentan parcialmente, ya que el peronismo está en graves problemas por una división que le puede hacer pasar malos momentos políticos.