Al gobernador electo le desvela la cuestión social de la provincia: Programas de emergencia como primeras medidas de gobierno

Ricardo Quintela se ha caracterizado por tener un perfil social cuando administró el municipio capitalino. Atender directamente las necesidades de la gente y eso le valió críticas de propios peronistas.

Hoy como gobernador electo todo indica que profundizará la política social, ya que después del 10 de diciembre se acentuará la pobreza e indigencia en la provincia y en el país.

Tras ganar las elecciones del domingo, el actual diputado provincial -que dejará su banca por Juan Carlos Santander, ministro de Desarrollo Social- Quintela empezó a delinear las primeras medidas que tomará cuando asuma el 10 de diciembre.

En ese sentido, considera que se deberá apuntar en programas de emergencia. “Hay que poner en práctica inmediatamente”, adelanta y están vinculados con el orden alimentario, laboral, habitacional y de servicios. 

“Son tantos los problemas que tenemos que no estamos pensando en eso (por los resultados electorales), estamos pensando en las políticas que llevaremos adelante que tienen que ser coincidentes con las del gobierno nacional o acompañadas por éste. Se vienen aires nuevos y diferentes. Ahora estamos abocados a resolver los problemas de los riojanos”, afirma.

La mala noticia que recibió el mandatario electoral fue el cierre de la empresa Arisco que dejó en la calle a 120 trabajadores.

Luego asegura que preservará las fuentes laborales en el sector público provincial y, en el caso de los precarizados, que el pase planta tiene que ser analizado caso por caso.

En la cuestión política, Quintela considera que el sistema electoral es “anacrónico”. “Hay que discutir un sistema que nos pueda representar a todos y simplificarle la situación de elección al ciudadano porque ayer la situación en el cuarto oscuro era casi desesperante por la cantidad de colectoras. Para esto convocaremos a la oposición para discutir un nuevo esquema electoral”, explica.

Al respecto, agrega que “hay que discutir también la modalidad de hacer política, ponernos de acuerdo entre todos y dejar de lado la picardía”.

Quintela saludó el martes al presidente electo Alberto Fernández en la asunción del tucumano Juan Manzur.