Venció el plazo constitucional para la presentación del presupuesto: Se debe sancionar en base a los criterios del nuevo gobierno

Este miércoles venció el plazo de la presentación del proyecto de presupuesto del 2020 ante la Legislatura provincial, según el artículo 75 de la Constitución provincial.

Dicho artículo constitucional establece que “el proyecto de ley de presupuesto, emanado de la Función Ejecutiva, deberá ser elevado a la Cámara de Diputados para su tratamiento hasta el 30 de octubre del año anterior al del presupuesto que se pretende aprobar”.

Según el artículo 75 sostiene que “en el presupuesto se consignarán los ingresos y egresos ordinarios y extraordinarios, aun cuando hayan sido autorizados por leyes especiales, considerándose derogadas si no se incluyeren en el presupuesto las partidas correspondientes”.

Al respecto, explica que “el presupuesto sancionado seguirá en vigencia en sus partidas ordinarias hasta la sanción de uno nuevo” y dice que “ninguna ley especial que ordene o autorice gastos y carezca de recursos especiales propios podrá ser cumplida mientras la erogación no esté incluida en el presupuesto”.

Otro dato que remarca la Constitución es que “la Función Legislativa podrá autorizar, con los dos tercios de sus miembros presentes el endeudamiento cuyo objetivo sea el financiamiento de la deuda pública, del déficit presupuestario y del desarrollo provincial”.

El presupuesto del año que viene, que debe ser elevado por el ministro de Hacienda Jorge Quintero, debería contener criterios del nuevo gobierno que encabezará el gobernador electo Ricardo Quintela, a partir del 10 de diciembre.

Quintero podría seguir en su cargo, ya que tiene la experiencia para afrontar los primeros meses de la administración quintelista.

Sergio Casas deja la Casa de Gobierno para irse como diputado nacional, mientras que también habrá una nueva integración de la Legislatura, ya que se modificó el 50% de sus miembros.

Quintela adelantó que sus primeras medidas estarán centradas en la cuestión social y fundamentalmente en la aplicación de programas de emergencia.

Para ello, necesita el financiamiento público, por lo cual se descuenta que se bajará el gasto público en otras áreas de gobierno. Marcaría una diferencia con la administración del actual gobernador.

Quintela tiene la herramienta del DNU (decreto de necesitad y urgencia) para avanzar en los primeros 100 días de gobierno. Pero la Legislatura de hoy y mañana tiene un amplia representación justicialista, que se acoplará a las decisiones del Poder Ejecutivo.