El nuevo mapa del poder en La Rioja: Sin presión capitalina, Rejal se posiciona dentro del PJ de Quintela

El triunfo de Ricardo Quintela como gobernador dejó distintas visiones sobre el resultado electoral. Quintela llegará a la Casa de las Tejas por los votos del interior, a través del trabajo territorial de los intendentes y diputados.

La ilusión peronista de quedarse con la Capital quedó trunca por el triunfo de la radical Inés Brizuela y Doria.

Sergio Casas es uno de los principales perjudicados en las últimas elecciones, donde el voto blanco fue la estrella en el estamento a diputados nacionales.

Chilecito se transformó en un campo de guerra entre el ministro de Producción, Fernando Rejal y la intendenta departamental Silvia Gaitán.

En las primeras horas del viernes, la Justicia Electoral declaró ganador al peronista Rodrigo Brizuela y Doria como jefe comunal chileciteño. De esa forma, imita a su hermana radical que se llevó la victoria capitalina.

Rejal se puso al frente de la campaña de Brizuela y Doria para desbancar a Gaitán de la Municipalidad, con el fin de saldar una cuestión personal y además posicionarse dentro del nuevo esquema de poder que liderará Quintela en la provincia.

Si se observa la cantidad de votos, el oficialismo de la Capital tiene mayor peso, pero Rejal va más allá: piensa en los próximos años.

Quintela no tiene una obligación concreta con la dirigencia capitalina, ya que el principal departamento se quedó sin referente. Si con el interior, aunque analiza departamento por departamento.