Quintela firmó un acuerdo de consenso fiscal con Alberto Fernández

El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, suscribió hoy, junto a otros 21 mandatarios provinciales y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un importante acuerdo con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, mediante el cual se suspende la vigencia del Pacto Fiscal vigente (firmado en 2017 y sus modificatorias de 2018), para fortalecer las autonomías provinciales a través de la modificación de los compromisos asumidos entre el Estado nacional y las jurisdicciones.

De la audiencia, que se realizó en el Salón Eva Perón, participaron también el ministro del Interior, Eduardo Wado De Pedro, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El gobernador Quintela manifestó que “fuimos convocados por el presidente de la Nación, Alberto Fernández; y por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro a una reunión en la que estuvo también presente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa a los efectos de firmar una adenda del pacto fiscal”.

Agregó que “este hecho se da luego de la reunión que previamente tuvieron las autoridades nacionales con los ministros de economía de cada provincia y de la CABA donde se acordó el primer punto que es tratar de no iniciar juicios a la Nación por el IVA teniendo en cuenta que las provincias le iniciaban juicios a la Nación por la retención de este impuesto”.

Explicó que “el otro punto que pidió es el de no seguir bajando los impuestos puesto que la Nación tiene un desorden financiero y económico en sus cuentas y no podrá asistir a las provincias desde el punto de vista financiero. Esto fue firmado por la totalidad de los gobernadores e ingresaría en el Senado para ser tratado esta semana y la siguiente se espera que pase para su tratamiento en el Congreso de la Nación”.

La adenda

La adenda rubricada por los gobernadores congela por un año el diagrama de bajas paulatinas en las alícuotas de Ingresos Brutos por actividad, y la obligación de no incrementar la alícuota a los Sellos. Además de hacer lo mismo con lo expuesto en la Cláusula III del Consenso Fiscal 2017 de fecha 16 de noviembre de 2017 y su modificatorio, el Consenso Fiscal 2018, de fecha 13 de septiembre de 2018.

En este punto y en lo que respecta a Ingresos Brutos se acordó congelar la obligación de “desgravar ingresos provenientes de las actividades de exportación de bienes, excepto las vinculadas con actividades mineras o hidrocarburíferas y sus servicios complementarios”, lo mismo que los provenientes de “prestaciones de servicios cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior del país”; y suspende también por un año la obligación de eliminar tratamientos salariales diferenciales basados en el lugar de radicación o de nacimiento.

Además congela el artículo que ordenaba derogar “inmediatamente” tributos específicos que graven “la transferencia de combustible, gas, energía y servicios sanitarios”.

Otro de los principales puntos del texto consensuado fue la suspensión, por el término de un año, de los juicios iniciados por las provincias contra el Estado, “absteniéndose de iniciar procesos por idéntica causa, aquellas que aún no lo hubieran hecho.

Para ello se llamó a conformar “a la mayor brevedad” una Comisión integrada por un representante de cada una de las partes signatarias a fin de evaluar de manera “integral” las situaciones de orden jurídico y económico-financiero involucradas en los procesos alcanzados por la suspensión antes prevista con el fin de paliar los efectos de la era macrista que deterioraron la coparticipación, al subir el piso de Ganancias y al eliminar el IVA a los alimentos de la canasta básica.