En dos años, solo cayó el 8,8% los depósitos en dólares en La Rioja

600x0_644867En el país, en dos años el ahorro en moneda extranjera en cuentas bancarias cayó en u$s6.520 millones. El 70,3% de esa merma se concentró en la Ciudad de Buenos Aires, pero también en el resto del país. Las mayores sangrías se observaron además en Santa Cruz, Salta y Neuquén.

“Según los datos del Banco Central, en dos años, los depósitos bancarios en moneda extranjera bajaron 41%, para quedar en menos de uSs10.000millones”, indica un análisis del Instituto para el Desarrollo de las Economías Regionales.

“Si bien la merma fue generalizada, la magnitud de la desconfianza cambiaria no se extendió por igual en todo el país. Mientras en algunas jurisdicciones como La Pampa, Formosa o San Juan los depósitos en dólares bajaron menos de 20%, en otras, la caída superó ampliamente al 50%”, explica Diego Lo Tártaro, presidente de Iader.

La provincia con mayor tasa de caída en sus depósitos en dólares en el bienio 2011-2012, fue Santa Cruz, con 57,6%, aunque en monto se limitaron a u$s37,9 millones.

Diferente es el caso de la Ciudad de Buenos Aires: fue la cuarta jurisdicción con mayor fuga de dólares de su sistema financiero, al registrar una caída en dos años de 46,2%. Al IV trimestre de 2010 la capital argentina concentraba el 62,3% de los depósitos en dólares del país, pero ese porcentaje bajó casi 6 puntos porcentuales a fines de 2012.

Otras dos provincias donde cayeron fuerte los depósitos en dólares fueron Formosa y Neuquén, con una merma de 50,9% y 47,4% respectivamente en dos años. En Formosa, prácticamente toda la caída ocurrió en 2012, ya que en 2011 esos depósitos incluso habían aumentado.

Sin embargo, observa Iader que “la fuga de depósitos en dólares no fue tan agresiva en todo el país. Hay provincias donde ese proceso se sintió, pero en menor escala. Casos como La Rioja, donde los depósitos en dólares en dos años sólo bajaron 8,8% o La Pampa y San Juan, con caídas de 16,5% y 18,9% respectivamente, muestran que la desconfianza sobre una eventual pesificación de depósitos en dólares u otras medidas, fue más apaciguada en algunas jurisdicciones del país”.