La Rioja, es la segunda provincia más beneficiada en el presupuesto nacional

Si se tienen en cuenta los principales programas con incidencia en las políticas sociales y de infraestructura provincial que componen las transferencias discrecionales a provincias, se tiene que para el 2015, estos programas seleccionados comprenden transferencias por más de $41.063 millones, $13.700 millones más que lo presupuestado en 2014 por $27.400 millones.Captura de pantalla (562)

El 43% de estos fondos estaría destinado a cubrir el déficit habitacional, un 16% al programa de Ingreso Social con Trabajo, un 14% a complementar el salario docente, en tanto que el 26% restante, se destina a obras viales, programas alimentarios, infraestructura escolar, acciones de empleo y programas de salud.

Captura de pantalla (560)

El 52% del total de programas seleccionados, $21.507 millones, es ejecutado por el Ministerio de Planificación Federal, con incidencia directa en las provincias, destinados a la ejecución de obras públicas. Respecto al Presupuesto 2014, este monto casi se duplicó (+82%). El resto es ejecutado por los Ministerios de Desarrollo Social, Educación, Trabajo y Salud.

Si se observa la distribución per cápita del gasto del total de programas relevados ($41.063 millones), la provincia de Tierra del Fuego surge como la más beneficiada, con un gasto anual de 4.009 pesos por habitante, un 460% más que el gasto consolidado por habitante ($1.021).

En el extremo opuesto se encuentra Córdoba con $366 por habitante, muy por debajo del dato Consolidado y recibiendo menos de un décimo del gasto equivalente registrado en Tierra del Fuego.

Captura de pantalla (561)

Por otra parte, la ANSeS girará en forma directa a la población local cerca de $29.000 millones través de los principales programas nacionales de corte social, como es la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE) implementado a fines de 2009, y el nuevo Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina, PROGRESAR.

En cuanto al financiamiento del déficit de provincias, el presupuesto prevé que la asistencia financiera del Gobierno Nacional se destine a la atención de los servicios de las deudas provinciales que estén encuadradas en el Programa Federal de Desendeudamiento.

Para ello, dentro de las Aplicaciones Financieras de la Administración Central, el Proyecto de Presupuesto incluye el Programa de Sustentabilidad de las Finanzas Públicas Provinciales, por $9.365 millones, cifra levemente superior a la presupuestada en 2014 ($9.000 millones).

Captura de pantalla (563)

Vale destacar que en el día de hoy se anunciaría la extensión de la prórroga del Programa de Desendeudamiento durante el último trimestre de 2014, lo cual implicará un ahorro de $2.044 millones para las 17 jurisdicciones que integran el mismo ($992 millones por intereses y $1.052 millones por amortizaciones), lo cual las ayudará a cerrar el ejercicio con menores urgencias financieras.

En este escenario de necesidades financieras crecientes, en el Artículo 52 del proyecto de Ley se dispone la prórroga para el ejercicio 2015 las disposiciones establecidas en el artículo 1º y 2º de la Ley N° 26.530, que modificaran transitoriamente el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal para los años 2009 y 2010, lo que permitirá a las provincias ejecutar presupuestos con desequilibrio y endeudarse para financiar gastos corrientes (artículos 10º, 12º, 19º y primer párrafo del 21º de la Ley Nº25.917).

Presupuesto 2015, supuestos macro poco creíbles y “perlitas” seleccionadas y escondidas