La Rioja recibió 24 veces más transferencias discrecionales por habitante que Córdoba o Santa Fe

Según la Auditoría General de la Nación, en 2003, el conjunto de las transferencias clasificadas en los informes de AGN como discrecionales representaban el 34% del total con destino a las gobernaciones provinciales y municipales, mientras que hacia 2012 esa relación fue del 62%.

Analizando los datos de transferencias discrecionales acumuladas en los diez años, es evidente que algunas provincias fueron más beneficiadas que otras. Más allá de la provincia de Buenos Aires –la que más dinero recibió–, figuran algunas de las provincias de mayor nivel de pobreza. Es el caso de Formosa, Chaco o La Rioja.

No obstante, sobresale el hecho de que Santa Cruz sea la segunda provincia que más transferencias discrecionales recibió, en pie de igualdad con Córdoba, mucho más poblada.

Incluso entre provincias similares, se presentan diferencias significativas. Por ejemplo, las transferencias realizadas a La Rioja fueron cinco veces más grandes que las que recibió Catamarca. La provincia de Formosa recibió más fondos que Misiones, a pesar de que la segunda tiene el doble de población y los indicadores sociales son similares.

Otro ejemplo: Santa Cruz recibió a lo largo de la década poco más de $9000 millones, mientras que otras provincias patagónicas recibieron mucho menos, como Chubut ($1900 millones), Neuquén ($1283 millones) o San Luis, que fue la que menos recibió, con tan solo $371 millones.

Captura de pantalla (640)Las provincias de mayor tamaño poblacional presentan también diferencias. Por ejemplo, la provincia de Córdoba recibió en la década transferencias por el doble que Santa Fe. De hecho, esta última recibió mucho menos que la provincia del Chaco a pesar de las diferencias poblacionales. Debe indicarse que a pesar de que el Chaco tiene índices de pobreza mayores que Santa Fe, el número de pobres en la segunda es mucho mayor.

Estos ejemplos ponen en entredicho los criterios que el Poder Ejecutivo aplica al decidir los destinos de las transferencias.

Captura de pantalla (639)La provincia de Santa Fe fue recibiendo un monto prácticamente decreciente en términos nominales, lo cual implica una fuerte caída en términos reales. Córdoba y Santa Cruz vieron aumentos en las transferencias, pero con una fuerte caída desde 2010 y 2011 respectivamente. Chaco es una de las provincias que recibió un aumento sostenido en las transferencias discrecionales. Si se analizan las transferencias discrecionales teniendo en cuenta la cantidad de habitantes para cada jurisdicción, resaltan algunas desigualdades en su distribución.

Teniendo solo en cuenta los datos de transferencias discrecionales en 2012 (y la población del censo 2010), las provincias de Formosa y La Rioja recibieron entre 21 y 24 veces más transferencias discrecionales por habitante que Córdoba o Santa Fe. Incluso entre provincias de la misma región existen grandes diferencias. Por ejemplo, en la Patagonia, Santa Cruz recibió $3094 por habitante, mientras que Río Negro recibió $612 y Chubut $394.

También en el Noreste se refleja esta situación: Formosa obtuvo $3383 por habitante, mientras que Misiones obtuvo $648. En la comparación entre transferencias discrecionales y no discrecionales, es notable que las últimas se distribuyan un poco más equitativamente que las primeras.

Captura de pantalla (641)

Informe completo