Al intendente candidato lo acechan las cuentas del municipio

Publicado por

Alberto Paredes Urquiza trata de mantener viva la esperanza en su sector que será candidato a gobernador. El intendente juega a dos puntas: mostrarse peronista en La Rioja y macrista en Buenos Aires. ¿Así será la nueva política?.

No es un simple juego, ya que si no actúa así se muere su sueño de continuar en el Palacio Municipal. Las cuentas municipales está en rojo, siendo administrada por el chileciteño José Martínez, secretario de Hacienda, que pasa penurias todos los meses.

En el presupuesto nacional logró para este año 120 millones de pesos, con el fin de pagar los planes de empleo. Sin embargo, esos recursos se esfumaron como cualquier pronóstico económico. Se jugó una patriada para solicitar un empréstito en el Concejo Deliberante, que no sabe ni contesta, ya que los radicales lo ven como contrincante, si Paredes Urquiza tiene dinero en el bolsillo.

La Municipalidad le debe a todos los proveedores y transpira cuando escucha la posibilidad que le corten el crédito. Ya no gasta más en la compra de equipamiento para medios de comunicación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pese a ese marco, el jefe comunal recorre la provincia con el propósito que Julio Martínez no la tenga fácil como el candidato natural a gobernador de Cambiemos. El paredismo cree que si ellos, el martinismo no podrá hacer nada, aunque también sonríe con los males de Mauricio Macri que golpean al actual senador y ex ministro de Defensa.

A más de un año de las elecciones, en caso que no se adelanten, los fondos serán claves para que no se apague la llama por el 2019. La Municipalidad además recibió ayudas del tesoro nacional en las buenas del gobierno de Macri y hoy los gobernadores rechazan que se apoyen a los intendentes, y lo hacen saber con los votos en el Congreso.

Sergio Casas permitió en el presupuesto del año anterior que se incluyeran 120 millones de pesos para Paredes Urquiza. Se lo dijo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Ya para el año entrante, no se conoce cuál será su posición, pero en el último viaje de Frigerio a La Rioja no se hizo ver con el jefe comunal.

Paredes Urquiza camina por la cornisa política y económica. Recordará el 17 de octubre en el teatro municipal por ser un día caro del peronismo y además seguirá integrando la liga de intendentes PJ-Cambiemos, una especie de estar en dos lados en caso que falle uno.