La Rioja es la provincia más beneficiada en el presupuesto nacional

Publicado por

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) destacó que La Rioja es la provincia más beneficiada en el presupuesto nacional por la inclusión de un artículo exclusivo para garantizarle recursos extras al gobierno del peronista Sergio Casas, como así también para los 18 municipios riojanos.

Un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso remarcó que el gobierno nacional de Mauricio Macri “dispuso una asignación de $4000 millones a La Rioja y otros $240 millones a los municipios de esta provincia”.

El diario porteño La Nación lo puso en relieve en una nota titulada “El Gobierno subió el gasto en $24.000 millones para lograr los votos del PJ”, que también fue reflejada por el medio digital Mendoza On Line.

Los votos para el Presupuesto costaron más de 20 mil millones

El apoyo de un sector del peronismo a la ley de presupuesto 2019 , que se aprobará este miércoles en el Senado, tiene su precio: tras las negociaciones que se dieron en el Congreso, el gobierno nacional cedió a varios de sus reclamos e incrementó el gasto en $24.208 millones respecto del proyecto original que envió hace dos meses.

Así lo revela un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el cual da cuenta que buena parte de esos fondos irán a reforzar distintas partidas presupuestarias y a compensar la quita de los subsidios al transporte.

A diferencia de años anteriores, en esta oportunidad el corset del déficit cero -principal condicionamiento del Fondo Monetario para desembolsar su préstamo de US$57.000 millones- impuso un límite y obligó a la Casa Rosada y a los gobernadores a idear una alternativa: subir los ingresos. Así se pergeñó el aumento en el impuesto a los bienes personales que, sumado a otras modificaciones a través del consenso fiscal, llevarán la presión tributaria a niveles récord, según el último informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). “La presión tributaria conjunta de Nación y provincias alcanzaría un nivel récord de 33,2% del PIB en 2019, superior al cierre estimado para 2018 (32,6% en términos del PIB) y al que se hubiese verificado en 2019 si no se hubiese modificado el consenso fiscal de diciembre de 2018”, advirtió Nadin Argañaraz, director del Iaraf.

El objetivo crucial del Gobierno para el año próximo, y así lo plasmó en el presupuesto, es eliminar el déficit primario -hoy del 2,6% del PBI- y equilibrar las cuentas públicas

El objetivo crucial del Gobierno para el año próximo, y así lo plasmó en el presupuesto, es eliminar el déficit primario -hoy del 2,6% del PBI- y equilibrar las cuentas públicas. Para Argañaraz, el esfuerzo debería ser mayor -del orden del 3,24% del PBI- si se considera que en 2019 habrá un mayor gasto previsional en virtud de la fórmula de movilidad. Además estimó que se reducirían los ingresos en virtud del aumento de la precoparticipación a las provincias. Frente a semejante ajuste del gasto, el Gobierno encaró negociaciones con las provincias con el propósito de compartir los costos. Se arribó a un acuerdo que redundó en la reforma del consenso fiscal y el presupuesto 2019: la fórmula combinaba un fuerte recorte del gasto -sobre todo de capital (obras públicas) y subsidios- con subas en distintos impuestos. Sin embargo, al arribar el proyecto de presupuesto a la Cámara de Diputados, la oposición peronista puso en aprietos al oficialismo al reclamar cambios presupuestarios que implicaban mayor gasto.

En minoría, y con la urgencia de avanzar en la media sanción como gesto hacia el Fondo Monetario, el oficialismo accedió. Así, el proyecto que se aprobó en la Cámara baja con 138 votos oficialistas y del PJ incluyó los cambios reclamados que, en conjunto, significan una suba del gasto de $24.208 millones.

Según indica el informe de la OPC, las modificaciones se plasmaron en cinco artículos. Se autorizaron nuevas partidas para la contratación de obras por $846 millones; se autorizó al jefe de Gabinete a asignar créditos a partidas específicas por $7622 millones; se dispuso ampliar la transferencia de fondos a las cajas previsionales por $5000 millones; se dispuso una asignación de $4000 millones a La Rioja y otros $240 millones a los municipios de esta provincia. Por último, se acordó crear un fondo de compensación al transporte público de pasajeros por $6500 millones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De todos estos montos se destaca, además del fondo para compensar la quita de subsidios al transporte público en el interior del país, las nuevas asignaciones presupuestarias por $7622 millones, a las que estará autorizado a ejecutar el jefe de Gabinete el año próximo. En el detalle se puede observar, por caso, que se destinarán $4073 millones extras al Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda; $900 millones a la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia, y $500 millones al Conicet y al INTA. El Congreso también recibirá su parte: $63 millones extras para la Cámara de Diputados y otros $43 millones para el Senado. “Son autorizaciones para ejecutar. No todo lo que se incorporó como nuevo gasto en la media sanción del presupuesto es de ejecución obligatoria”, relativizó un importante diputado de Cambiemos.

El oficialismo subió la pauta de ingresos vía modificación de la ley de bienes personales. El proyecto eleva el mínimo no imponible del tributo a $2 millones a partir de 2019 y establece escalas progresivas con porcentajes diferenciados

El oficialismo subió la pauta de ingresos vía modificación de la ley de bienes personales. El proyecto eleva el mínimo no imponible del tributo a $2 millones a partir de 2019 y establece escalas progresivas con porcentajes diferenciados. A propuesta del jefe del bloque del PJ, Miguel Pichetto , se eximirá del pago del tributo a las viviendas familiares que no excedan los $18 millones. Según el informe de la OPC, este tributo mejorará la recaudación en unos $21.000 millones el año próximo. “Compensa todos los nuevos gastos de la media sanción de Diputados”, explicaron en el oficialismo.

Lo cierto es que, además de la suba de bienes personales, el presupuesto y el consenso fiscal incorporan modificaciones tributarias que pegarán fuerte en el sector privado. Según el informe del Iaraf, la Nación y las provincias incrementarán sus respectivas recaudaciones gracias a la suspensión del incremento del porcentaje del impuesto al cheque como pago a cuenta de ganancias; la no aplicación en 2018 del ajuste de ganancias por inflación y la reducción en los reintegros a las exportaciones. “En conjunto todos estos cambios generarían un aumento en la recaudación del sector público nacional en 0,35% del PBI”, explicó Argañaraz. A ello se debe agregar la suba en las retenciones y un aumento en los ingresos no tributarios provenientes de la disminución de la inversión financiera del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. A su vez, las provincias suspenderán la reducción por el impuesto a los sellos. En suma, el ajuste del gasto en las provincias pasará casi desapercibido porque serán compensadas con mayor recaudación, insisten en Cambiemos. A cambio, la presión tributaria se elevará a niveles históricos. Revela la necesidad de un gobierno en minoría de alzarse con su ley más preciada.