En una cena, el radicalismo nacional pidió definiciones claras por La Rioja

Publicado por

El radicalismo -socio del PRO en las provincias- y sustento político del gobierno nacional rechazó un alianza entre el presidente Mauricio Macri y el peronismo, a través de los gobernadores, como así también solicitó definiciones en las provincias, como en La Rioja.

Fue durante una cena en el barrio porteño de Palermo con vistas a las elecciones nacionales del 2019.

En la previa del convite, el radicalismo envió un mensaje a la Casa Rosada que beneficia las pretensiones electorales del senador nacional Julio Martínez, quien pretende ser candidato a gobernador por Cambiemos.

Impulsado por Balcarce 50, el intendente capitalino Alberto Paredes Urquiza busca lo mismo que Martínez. El radical no quiere internas como pidió el jefe comunal peronista no casista.

“Que no perjudiquen a los nuestros, vamos a buscar mantener la representación legislativa y sumar dos o tres gobernaciones pero necesitamos definiciones claras”, advirtieron al diario Clarín en la previa, con la mirada en distritos como La Rioja, Entre Ríos y Santa Cruz.

 

Clarin

 

En cuanto a las provincias, el macrismo intenta evitar internas en los distritos sin primarias obligatorias, como en Córdoba, aunque los aliados apelan a una suerte de reglas de palabra fijadas en Cambiemos: que en teoría en las cinco gobernaciones propias define el mandatario, en el resto si hay una figura instalada no se pierde energías en discusiones y en las demás se resuelve por PASO, internas o encuestas, de acuerdo a Clarín.

Según el diario La Nación, la UCR rechaza cualquier tipo de armado con el PJ en las provincias, o con oficialismos provinciales que no integren Cambiemos. Esperan que el Gobierno respalde a los dirigentes de la coalición de gobierno que buscarán dar batalla electoral, en lugar de arreglar con ajenos. Y miran con atención los movimientos que se están dando en Córdoba, pero también en La Rioja, Santa Cruz y Entre Ríos.

 

LNA

 

En ese sentido, el diario Los Andes de Mendoza apuntó: el radicalismo diferenció entre imagen positiva e intención de voto, “algo aún difícil de evaluar porque no estamos ante un mayor clima electoral”. También consideró que el 2019 electoral “será un ajedrez”, tanto por el desdoblamiento de las elecciones locales, como por un peronismo que en algunas provincias (probablemente Tucumán, La Rioja y San Juan) puede ir dividido, “lo que es una oportunidad importante para ganar”.

 

LoA