Casa Rosada y candidatos de Cambiemos empezaron a negociar cómo definir la fórmula

El diario Clarín tituló “El Gobierno y los candidatos de Cambiemos empezaron a negociar cómo definir la fórmula en Córdoba”.

Al respecto, explicó que “se reunieron tres de los cuatro candidatos en el despacho de Peña. Mestre no pudo viajar. La Rosada prefiere que se resuelva por encuestas. En última habrá interna en febrero”.

Según Clarín, “lo que se decida para Córdoba alcanzará al resto de las provincias donde no hay primarias obligatorias y hay más de un candidato, como Catamarca, La Rioja y Río Negro”.

Mientras se daba el encuentro en la Casa Rosada, el senador Julio Martínez ratificó que será candidato a gobernador, mientras que su par Inés Brizuela y Doria confirmó que irá por la Intendencia capitalina.

Martínez y Brizuela y Doria se mostraron juntos, a raíz de la posibilidad del adelantamiento electoral, y el trabajo territorial del intendente Alberto Paredes Urquiza, que busca ser candidato por Cambiemos.

 

El Gobierno y los candidatos de Cambiemos empezaron a negociar cómo definir la fórmula en Córdoba 13 12 2018 Clarín.com

 

El Gobierno puso primera para encauzar la interna cordobesa que tensiona a Cambiemos. Distrito clave en 2015 para que Mauricio Macri sea el Presidente, hoy divide al PRO y al radicalismo.

Como anticipó Clarín, en el despacho del jefe de Gabinete se reunieron el anfitrión, Marcos Peña; el ministro del Interior Rogelio Frigerio con los aspirantes a competir con Juan Schiaretti en mayo próximo. Estaban invitados Ramón Mestre y Mario Negri, por el radicalismo; Luis Juez, por el Frente Cívico, y Héctor Baldassi por el macrismo.

La tormenta y el alerta meteorológico le impidieron a Mestre, intendente de la capital cordobesa, aterrizar en Buenos Aires.

Sí fueron de la partida los demás factores de poder de la UCR, el PRO y la provincia meditarránea. No fue casual. Lo que se decida para Córdoba alcanzará al resto de las provincias donde no hay primarias obligatorias y hay más de un candidato, como Catamarca, La Rioja y Río Negro.

Estuvieron el ministro de Defensa Oscar Aguad, último candidato a gobernador de Cambiemos, y quien aspira -como Emilio Monzó- que su yerno, el ex presidente de Arsat, Rodrigo de Loredo, suceda a Mestre en la intendencia.

También estuvieron el titular de la UCR, Alfredo Cornejo; el jefe del interbloque en el Senado, Luis Naidenoff; el diputado José Cano -secretario general de la UCR-; el jefe del bloque macrista en la Cámara Baja, Nicolás Massot; el titular del PRO cordobés, Darío Capitani; el jefe nacional del PRO, Humberto Schiavoni, y el secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis.

La ausencia de Mestre no impidió que la reunión saliera en parte como él hubiese querido. Las internas no están descartadas. Habrá primarias -semiabiertas, solo para militantes y afiliados- a más tardar el 24 de febrero como acordó la mesa provincial de Cambiemos, si no hay acuerdo. Será la última alternativa.

Mientras tanto, la Casa Rosada -que quiere evitar la primaria para no desgastar Cambiemos con fuego amigo- encargará un menú de encuestas para elegir al candidato con más chances de derrotar a Schiaretti.

Buena parte de los actores considera que las diferencias entre los candidatos no serán definitorias en los sondeos. Peña insistió con mantener la cordialidad interna. Frigerio, en tanto, pidió tener reglas claras e instrumentos para definir una candidatura.

El miércoles próximo los representantes de la mesa de Cambiemos de Córdoba volverán a verse las caras en la provincia. Empezarán a delinear un reglamento para la interna que -por tiempos judiciales- debería estar listo antes de fin de año.

Si no hay primarias, la fecha de febrero definirá a los candidatos. Tener resueltas las candidaturas permitiría a los intendentes de Cambiemos en Córdoba tener la posibilidad de competir el mismo día.

Queda por ver qué ocurrirá en la capital que domina Mestre. Podrían votar para intendente el mismo día que para gobernador. El riesgo es servirle en bandeja la unificación al peronismo local y poner en riesgo un distrito propio.

Juez, en su fuero íntimo, ya tiene decidido volver a competir por la ciudad. Negri, que dijo públicamente que si es gobernador solo ejercería por 4 años, participó la semana pasada de un acto con el ex embajador en Ecuador. Mestre, en tanto, no descarta apoyar a De Loredo si él es erigido como candidato. Mientras, su hermano Diego, analiza con competir

El lunes, en tanto, Mestre recibió el apoyo de Martín Lousteau y de Ricardo Alfonsín, cuyo referente local Dante Rossi, amenaza con obligar a Cambiemos a pasar por otra primaria, como ya hizo en 2017 a nivel nacional.

En privado, algunos de los actores reclamaron que Mauricio Macri participe más activamente de las decisiones para llegar a un acuerdo.

“Tienen que tener claro la dimensión de lo que se juega en Córdoba”, afirman en alusión a la cercanía de los comicios provinciales con los nacionales. Apuntan que no es lo mismo perder por 4 puntos que por 12 o incluso ganar la provincia que Unión por Córdoba domina hace 20 años.

En público, Baldassi, Massot, Negri y Juez dieron una improvisada conferencia de prensa antes de abandonar la Casa Rosada.

“Es posible que sea por consenso. El adversario nos ha sorprendido con la fecha y nosotros tenemos que sorprenderlos con la inteligencia, estar todos adentro. Evaluaremos encuestas, en ultima instancia habrá que votar”, dijo Negri.

“Nos hemos puesto de acuerdo en que vamos a definir paulatinamente con distintos criterios la oferta electoral de Córdoba, con herramientas que tengan en cuenta el electorado de Córdoba y la participación directa del electorado en un esquema posible de internas semiabiertas”, replicó Massot.

En diciembre seguirá la ronda de negociación. Entre enero y febrero, en tanto, terminarán de definir el método para para elegir al candidato en una provincia fundamental para Macri.