La justicia sobreseyó a Amadeo y Laspina que se extendía a Martínez por negociar armamento con Estados Unidos

Tras un año y medio de investigación, el fiscal Franco Picardi sobreseyó a los diputados del PRO Eduardo Amadeo y Luciano Laspina en la causa que los investigaba por haber negociado la incorporación de armamento de Estados Unidos a la defensa argentina.

La denuncia fue presentada por los diputados del Frente para la Victoria Héctor Recalde, Axel Kicillof y Diana Conti, y se extendía al entonces ministro de Defensa Julio Martínez y la aún canciller Susana Malcorra, según La Política On Line. Los acusaban de fraude, violación de deberes de funcionario público, abuso de autoridad y perjuicio a la administración pública.

Se basaban en una carta del 16 de junio de 2016, filtrada por el sitio el Destape y enviada por el aún embajador Martín Lousteau al congresista demócrata Pete Visclosky, miembro del Subcomité de Defensa, que había aprobado una supuesta venta de armas de Estados Unidos al país.

Laspina y Amadeo negociaron la donación de armamento de Estados Unidos. El kirchnerismo los denunció y la justicia lo desestimó.

Lousteau detallaba una reunión de Visclosky con Amadeo y Laspina para analizar la mejor manera de una cooperación entre Estados Unidos y Argentina para “desarrollar o mejorar su capacidad para enfrentar con precisión las amenazas globales urgentes como la lucha contra los flagelos como el terrorismo y la financiación del terrorismo, el tráfico de drogas y los crimen de organizaciones”. Y adjuntaba un arsenal de armamento, valuado en 2000 millones de dólares.

Laspina y Amadeo no desconocieron ese encuentro, pero aclararon que se trataba de una donación de material bélico que ya no era utilizado por Estados Unidos. “Visclosky define el gasto en armamento en Estados Unidos y determina una donación anual a países con similares objetivos geopolíticos”, explicaban en el Gobierno por aquellos días.

La denuncia, además, recordaba que el motivo del viaje de los diputados era participar de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial y así figuraba en los registros oficiales.

El PRO aclara que las armas de Estados Unidos serían una “donación”

El fiscal Franco Picardi desestimó la acusación porque consideró que los legisladores obraron de buena fe y a favor de la modificación del equipamiento de las Fuerzas Armadas argentinas.

“El fiscal no solo determinó que no cometieron delito alguno sino que quedó de manifiesto que los legisladores realizaron durante su viaje a Estados Unidos una gestión de carácter político en pos de modificar un estado de situación presupuestario para lograr el correcto equipamiento de las Fuerzas Armadas”, informó el bloque PRO, titulado “otra falsa denuncia desestimada por la justicia”.