Elecciones desdobladas obligan a gobernadores a un verano sin descanso

Publicado por

El calendario electoral desdoblado en prácticamente todo el país trazó una postal inusual en las vacaciones de los gobernadores, que mayoritariamente optaron por hacer una breve pausa en la gestión sólo para las fiestas de fin de año y esquivar así licencias algo más prolongadas, o hasta un viaje de placer en familia. De esta manera, la temperatura política subirá este verano fruto de la decisión de los mandatarios de pelear por la reelección o trabajar por la continuidad de su partido, en un esquema de procesos electorales en los que manda más que nunca la provincialización de la campaña lejos de las discusiones políticas nacionales.

En Corrientes, el radical Gustavo Valdés (ECO-Cambiemos) no enfrenta las urgencias electorales directas de la mayor parte de sus colegas, ya que la provincia -junto con Santiago del Estero- tiene el calendario de comicios desfasado y renovó autoridades en 2017. Por eso, relajado, optó por enfilar hacia los balnearios de Punta del Este, que lo contarán cono un turista más durante la primera quincena de enero.

En la vecina Misiones, en tanto, el descanso de Hugo Passalacqua (Frente Renovador de la Concordia) quedó inevitablemente teñido por los coletazos de una reciente cirugía de fémur en la pierna derecha. Sin posibilidad legal de pelear su reelección, podría haber apostado a un veraneo más reparador. Sin embargo, su agenda de descanso estival, anclada en Posadas, estará marcada por las necesidades de su obligado proceso de rehabilitación.

El entrerriano peronista Gustavo Bordet, por su parte, se tomará un breve descanso, en la primera semana de enero. La agenda electoral lo urge, ya que peleará su reelección en los comicios provinciales del 9 de junio, con una parada previa en las primarias del 14 de abril, cuyas dimensiones partidarias están aún por verse.

En filas de Cambiemos, en paralelo, la bonaerense María Eugenia Vidal anclará sus vacaciones en la primera mitad de enero en una vidriera como Mar del Plata, aunque combinará las horas de descanso en La Feliz -incómodo enclave del oficialismo- con una mayor presencia pública, de cara a un duro año electoral que la tendrá en la pelea por su reelección.

El salteño Juan Manuel Urtubey, uno de los posibles precandidatos a presidente por Alternativa Federal, recibió el año en la finca Las Costas, a 15 km de la capital provincial, junto a su esposa la actriz Isabel Macedo, su hija Isabelita, hijos de su primer matrimonio, hermanos, su madre y su suegra. Si bien la agenda política lo alejará de los centros de veraneo, será ese bucólico lugar salteño el remanso elegido para alternar con la gestión y la familia.

Otro gobernador apremiado por los tiempos electorales es el riojano Sergio Casas, que impulsa un plebiscito el próximo 27 de enero en el que los riojanos deberán avalar una enmienda constitucional que habilita su postulación por la re-reelección. Por eso, el mandatario del PJ ya avisó a su entorno que se recluirá sólo un fin de semana en San Blas de los Sauces, su pueblo natal.

También Juan Manzur le escapará momentáneamente al fragor de la campaña con una corta licencia en los próximos días. Desde su entorno se negaron brindar detalles sobre el destino que elegirá el mandatario, que este año buscará su reelección en un contexto signado por una fuerte interna peronista y la embestida que prepara Cambiemos para desplazar al PJ de la gobernación. El verano pasado, Manzur pasó unos días por Pinamar y luego viajó a Miami.

Miguel Lifschitz tampoco se alejará demasiado de Santa Fe. El socialista, que si bien deja este año la gobernación, deberá trabajar intensamente junto al aún no definido candidato a sucederlo en las elecciones del 16 de junio. “Seguramente se irá un par de días en Mar del Plata pero ‘tomarse’ ni una soda!”, bromeó uno de sus colaboradores. El cordobés Juan Schiaretti, lanzado por la reelección, sigue con la actividad oficial en el verano y a fines de enero definirá quién será su compañero de fórmula para encarar los comicios generales del 12 de mayo.

En Chubut, la decisión del gobernador Mariano Arcioni de fijar las PASO para el 7 de abril y las generales para el 9 de junio también limitó las chances de unas vacaciones tradicionales. El mandatario ya avisó que en el verano no tomará licencia y pidió a su entorno seguir el mismo camino para trabajar fuertemente por su candidatura.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, optó por plegarse mínimamente al esquema de asueto en la administración pública, que finaliza hoy. Recién el 9 de enero deberá tomar licencia para dedicarse de lleno a la campaña por la reelección. “Vacaciones, cero. Este verano es clave en lo político”, analizó un miembro de su equipo. La provincia elegirá nuevo gobernador el 10 de marzo. Su vecino de Río Negro, Alberto Weretilneck, tampoco se tomará descanso. Le dará forma en estos meses veraniegos a su candidatura por la reelección, con una encrucijada legal por haber asumido como vice en el periodo 2011-2015, hecho que le pone trabas constitucionales.

El sanjuanino Sergio Uñac, otro de los mandatarios que buscará continuar al frente de la gobernación por otros cuatro años, ya avisó que se tomará una semana de licencia, aunque no precisó cuándo ni cuál será su destino. Lo cierto es que desde el 10 y hasta al 30 de enero se definirán los referentes dentro de la campaña política y las candidaturas en todos los departamentos. Uñac reconoció que tendrán pocos días de descanso, pero que de todos modos no escapará a la rutina excluyente, que es tradición y que comparte con su esposa y sus dos hijos.

En la vecina provincia de Mendoza, el gobernador Alfredo Cornejo se tomó unos días de descanso en Chile y pasó el fin de año del otro lado de la cordillera. Mientras tanto los precandidatos de Cambia Mendoza aprovechan para acelerar la campaña con diversas inauguraciones. Recién en la segunda quincena de enero se espera que Cornejo defina si la provincia votará de manera anticipada o lo hará junto con Nación. La vicegobernadora Laura Montero también viajó a Chile y retomará sus funciones a fines de esta semana. Aunque sin muchos detalles, trascendió que ambos funcionarios eligieron las playas de Viña del Mar para compartir el breve descanso con sus familias.