El riojano que más cargos ocupó en el Estado habló de una Rioja empobrecida

Como un arrepentido del peronismo, Paredes Urquiza habló para la prensa porteña, ya que allí no conocen su pasado con Maza y Beder Herrera

Hay discursos para Clarín y otro a nivel local. La nueva camada de la dirigencia de Cambiemos podría criticar la situación social en La Rioja, quedan afuera Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria que hace más de una década ocupan cargos legislativos.

Algo parecido sucede con el intendente Alberto Paredes Urquiza, que es el riojano que más cargos ocupó en los gobiernos de Ángel Maza y Luis Beder Herrera respectivamente. Se lo podría encuadrar como un “arrepentido” del peronismo, aunque su vida la hizo bajo las banderas de Perón y Evita.

“Hay nuevas modalidades de gobernar, también de convivir, de comunicar como de construir pero a veces persisten las viejas modalidades u la vieja política como le llamo, que tiene un relativo éxito que en provincia más empobrecidas como puede ser la nuestra, porque la dirigencia que apela a las viejas prácticas de la política suele tener éxito modificando la realidad a través de un relato, modificando la voluntad de la gente a través de una dádiva, modificando las constituciones y los órdenes jurídicos vigente a través del poder pero ahora bien, la propia sociedad es la que paulatinamente dándose cuenta de todo esto”, dijo el jefe comunal capitalino en el marco del 33° aniversario de radio Municipal.

Para quien no lo conozca sería para una nota no sólo en Clarín sino en TN y el diario La Nación. Sin embargo, Paredes Urquiza llegó a la intendencia capitalina con una veintena de colectoras y sólo el 30% de los votos.

“Hay dos elementos claves que son los que se deben trabajar y los que vamos a trabajar si dios quiere en el Gobierno de la provincia para llevar adelante el proceso de transformación; uno es un cambio profundo en los esquemas educativos de la provincia y el segundo es el esquema productivo de la provincia, porque no podremos abordar los años que vienen si desde el gobierno seguimos repartiendo becas, aumento, subsidios y aumentito de sueldo en año electoral”, afirmó el intendente.

Paredes Urquiza fue el secretario general de la Gobernación del ex gobernador Luis Beder Herrera que manejó millones en esa cartera y hasta el firmante del armado de las cuestionadas empresas estatales, conocidas como SAPEM, entre otras cuestiones rechazadas por la sociedad riojana.

En radio Municipal también afirmó que en la provincia no tenemos un circuito de desarrollo interno “pero ni siquiera de intercambio y con este cuadro que lo venimos teniendo de hace muchos años, la provincia no se va a transformar y eso está claro. Debemos ir por su esquema de producción genuina, de invención y atracción por ello el próximo gobernante tiene que ser uno que se dedique a gestionar inversión en la provincia para que haya más fábricas, más empleo, más comercio y circuito económico”, aseveró”.

Paredes Urquiza es el mismo de la destrucción de la empresa estatal Munibus, la que fue inaugurada por el ex intendente Ricardo Quintela y el que vetó beneficios impositivos para el castigado comercio.

Si se arrepintió de los pecados del peronismo debería devolver los beneficios obtenidos por su paso en casi todos los cargos públicos (diputado nacional y provincial, secretario, ministro, fiscal, asesor y un exitoso estudio jurídico privado).

Quien escribe no avala discursos de dirigentes que también son parte del problema de La Rioja.