La Ley de Lemas para dirimir la interna sin interna del PJ

Publicado por

Casas piensa una cosa para el armado de la fórmula y los demás, hasta los suyos, no lo avalan. La norma los hará jugar a todos, aunque la caja seguirá en el despacho del gobernador

Dentro del gobierno no hay acuerdo por la conformación de la fórmula a gobernador y vice. Sergio Casas, en su calidad de gobernador hasta el 10 de diciembre, tiene algo en su mente que vendría por la vía de las mujeres, pero existe el rechazo machista de un peronismo gobernante desde 1983.

En la próxima sesión de la Legislatura se debería sancionar la Ley de Lemas que modifica la Ley Electoral provincial para vislumbrar el camino hacia las elecciones. La iniciativa salió del despacho de Casas que sería una decisión salomónica, a raíz que los acuerdos se rompen al salir por la primera puerta de la Casa de Gobierno.

Los diputados piensan totalmente distinto que los intendentes, y éstos que un sector de la mesa chica del casismo. En otras palabras, los egos propios del justicialismo pone en riesgo mantener el poder.

Con la Ley de Lemas, que tendrá un rechazo nacional a través de la campaña que lanzará Cambiemos, llevará a todos que quieren lograr la silla de Casas a presentarse en los próximos comicios, aunque el gobernador digitará su fórmula con el respaldo institucional que le da su cargo hasta fin de año.

D39at7rXoAM3Y2_

Desde la mesa del casismo se potencia la fórmula Ricardo Quíntela-Silvia Gaitán, aunque es rechazada por otra pata del oficialismo. Desde el primer piso de la Casa de las Tejas se busca que sea Florencia López-Fernando Rejal y otra Danilo Flores-Teresita Madera. O con dos mujeres.

Son los nombres que giran en torno al despacho del mandatario provincial que cree además que dentro del peronismo deben estar Luis Beder Herrera y Alberto Paredes Urquiza, éste último mimado por el Ministerio de Infraestructura.

Del otro lado, es decir el macrismo, son espectadores de la lucha interna del peronismo -que hasta ahora no perdió el poder provincial- y los desencuentros los llevan a repetir errores de las dos últimas elecciones legislativas.

Casas trata de mantener su poder y extender la discusión y desde el peronismo se intenta que eso no ocurra. Se desesperan con tomar el control del Ministerio de Gobierno y la Secretaría General de la Gobernación y lo más audaz es ir por el Ministerio de Hacienda. Son pilares claves en un año electoral.

Mientras eso sucede, la sociedad debate cómo llegar a mitad de mes, con el cierre de comercios y la pérdida de fuentes laborales.