Sociedad

Detienen a dos policías por una persecución y muerte de dos jóvenes en La Rioja

Dos policías riojanos fueron detenidos en la ciudad de Chilecito en el marco de la investigación por la muerte de dos jóvenes que habían sido denunciados por robo y fallecieron cuando cayeron de la moto en la que escapaban mientras eran perseguidos por dos móviles policiales, informaron fuentes judiciales.

Las detenciones fueron ordenadas por el juez Oscar Carrizo a pedido del fiscal Diego Torres Pagnussat, quienes tienen a su cargo la investigación por las muertes de Luciana Espinosa (22) y Juan Tobares (18), ocurridas el sábado pasado.

Es que el fiscal Pagnussat aún mantiene serias dudas sobre lo que derivó en el accidente: una de las hipótesis es que uno de los policías pudo haber pateado la moto en la que viajaban Espinosa y Tobares, otra que fue chocada por el patrullero y una tercera es que el conductor perdiera el control y que cayeran solos.

El hecho ocurrió el sábado pasado en la ciudad de Chilecito cuando la pareja fue denunciada por haber robado la cartera a una mujer tras amenazarla con un cuchillo y haber escapado en moto.

Ante esa situación, se cree que un patrullero de la policía de La Rioja y una moto policial comenzaron a perseguir la moto con los supuestos delincuentes, hasta que finalmente éstos cayeron y fallecieron, uno de ellos en el acto y el otro en un hospital local.

Como en el hecho están siendo investigados los efectivos y como la mamá de una de las víctimas es miembro de la fuerza y presta servicios en la comisaría local, el juez Carrizo decidió apartar a la policía de Chilecito de la pesquisa y le dio intervención a la Policía Judicial y a la Dirección de Homicidios de la Capital.

El fiscal Torres Pagnussat dijo hoy a la prensa local que los policías “están detenidos preventivamente, hasta que se esclarezcan los hechos”.

“Esperamos las pericias de la policía técnica judicial sobre los vehículos. Desde el centro de monitoreo se informó que hay cámaras instaladas pero no sabemos si hay registros del momento del hecho”, dijo el representante del Ministerio Público.

“Habría existido un encierro del móvil policial hacia la motocicleta que huía, pero según el relato de un testigo, ocurrió a 500 metros antes del lugar de la caída. No hay elementos para determinar que hubo un encierro en el lugar del siniestro, pero investigamos”, destacó finalmente el fiscal.

La abogada de la familia de Tobares, Fabiana Oviedo, aseguró que “por ahora lo único que se maneja son versiones” y explicó que “el juez de Instrucción está haciendo tareas desde el sábado, recabando todo tipo de información”.

“Ahora comenzaremos a armar todo lo que pasó con los chicos desde la última vez que tuvieron contacto sus familiares con ellos. Hoy por hoy todo es incertidumbre, suposiciones, no hay una verdad certera para poder informar. Estamos todos en esta nube de dichos y contradichos. La familia está en un inmenso dolor por la forma en que sus hijos fallecieron”, dijo. (Télam)