El Gobernador lleva al PJ que trabaje por su candidatura a diputado nacional

El peronismo deberá tener mucha paciencia, ya que su presidente, el actual gobernador Sergio Casas, dispuso que después de las elecciones conocidas como PASO en agosto se conocerá la fórmula que tratará de mantener el poder en la provincia.

Casas dilató cualquier decisión política, más allá de los enojos internos, con el fin que el justicialismo se encolumne por su candidatura a diputado nacional que tendrá su debut en el mes de agosto para ir luego a las elecciones nacionales de octubre.

Así se frenó todo tipo de especulación sobre el armado electoral provincial del peronismo que responde a la Casa de Gobierno. De esa forma, los potenciales candidatos podrán tomarse un tiempo para rediseñar su estrategia.

El mandatario provincial mantiene el poder real dentro del partido, como en el Ejecutivo, cuyo mandato vence el 10 de diciembre. Lo hace a través del manejo de la caja del Estado en una política sedienta de recursos en el marco de una crisis económica del país.

Hubo asados diurnos y nocturnos de diputados e intendentes en Sanagasta como en la zona rural de la Capital, con el fin de presionar a Casas para que se pronuncie sobre el llamado a elecciones provinciales, como así también la conformación de la fórmula a gobernador y vice del Partido Justicialista. Sin embargo, hasta ahora, se mantuvo firme en su decisión política: primero el peronismo trabajará por su candidatura a diputado nacional que tendrá su debut en agosto y luego con el aparato estatal se irá a los comicios provinciales.