Sobreseen al senador nacional Juan Carlos Marino en una denuncia por abuso sexual

La jueza federal María Eugenia Capuchetti sobreseyó hoy al senador nacional por la UCR Juan Carlos Marino en una causa abierta por una denuncia de presunto abuso sexual presentada por una empleada del Congreso Nacional.

“Las diligencias ordenadas no han conducido a recolectar elementos de prueba ciertos y evidentes que dieran pie a sospechas respecto de la supuesta actuación de Marino, Fiorda y Amarilla, donde se vieran involucrados en un hecho de agresión u acoso sexuales o laboral”, concluyó la magistrada según la resolución a la que accedió Télam.

La denuncia fue presentada por Claudia Mabel Guebel y abarcó además a otros dos imputados, Juan Carlos Amarilla y Carlos Fiorda, también sobreseídos.

“A partir del minucioso examen practicado sobre los elementos de prueba recolectados, habré de concluir que no se corrobora la hipótesis delictiva denunciada”, agregó la jueza.

Guebel es empleada de planta permanente en el Congreso Nacional y en su denuncia había afirmado que primero fue acosada por Amarilla en Diputados y luego pidió el pase al Senado, donde le habría ocurrido lo mismo con el senador por La Pampa y con un asesor de este último, Fiorda.

“El fondo de la cuestión está en determinar si en el caso bajo estudio existieron agresiones a la integridad sexual y acoso laboral de acuerdo con la versión dada por la denunciante y las pruebas acumuladas a lo largo de la instrucción de este legajo”, explicó Capuchetti al inicio de su resolución.

Además sostuvo que “debe tenerse en cuenta que nos encontramos ante una de las temáticas que más preocupan en el universo de los derechos humanos: la violencia de género”.

“Es en este contexto que en mi calidad de Magistrada no puedo desconocer la realidad actual en la que se encuentran las mujeres y de la legislación que rige sobre la materia, que impone la necesidad de tomar aquellas medidas judiciales adecuadas para este tipo de casos”, agregó.

Sin embargo,en este caso Capuchetti advirtió que “los testimonios no lograron evidenciar la existencia del hecho denunciado; más todo lo contrario, brindaron un panorama totalmente distinto al señalado por Guebel”.

Y resumió: “En lo que aquí interesa, la totalidad de los declarantes que se desempeñan en el despacho de Marino han negado la existencia de un contexto de acoso u hostigamiento”.

En el fallo, además, se dispuso cesar con la custodia policial domiciliaria que se había asignado a la denunciante.

El abogado defensor del senador, Claudio Calabressi, dijo por su parte a Télam que el fallo “hace justicia y, como dije al momento de tomar la defensa, tenía total confianza en él y por eso decidí asumir este tipo de defensa aunque nosotros siempre estamos del lado de las víctimas”.

Calabressi concluyó: “Yo ponía las manos en el fuego por el senador Marino”