Avant, el Tinkunaco de la política de La Rioja

El complejo hotel Avant es el punto de encuentro de la política riojana con vistas a las elecciones del 27 de octubre. Allí pasa la vida de los dirigentes que buscan acuerdos para los comicios que vienen y para el día después.

Caminar por los pasillos del hotel se puede encontrar a dirigentes que trabajan para el intendente Alberto Paredes Urquiza, como referentes del gobernador Sergio Casas, especialmente su operador político Ariel Puy Soria.

En la noche del martes, el diputado provincial Castro Barros, Marcelo del Moral, se sentó en la confitería, como si estuviera en su oficina, para concretar a la vista de todos distintos encuentros políticos.

Avant fue epicentro de la firma del acuerdo político (con gran impacto en la Casa de Gobierno) entre Paredes Urquiza y el diputado nacional Luis Beder Herrera. Las paredes -de un inmenso salón- fueron testigos de lo que acordaron más allá de lo que trascendió.

Por ese predio, ubicado en la clásica intersección de las avenidas Perón y Facundo Quiroga, también se lanzó Beder Herrera a la gobernación.

Su cafetería sirvió además para fortalecer la relación entre el diputado provincial Ricardo Quintela y Puy Soria. Gracias a esos cafés hoy Quintela es candidato a gobernador de Casas.

Sentarse en Avant se puede escuchar diálogos irónicos entre la dirigencia justicialista y hasta discusiones de alto vuelo en la puja por el poder provincial.

Es tierra donde también pasan referentes del radicalismo a desayunar, como las mujeres que están cerca de la ex senadora Teresita Luna.

Cuando se piensa en una reunión surge automáticamente la primera alternativa que es Avant, el ex hotel de Turismo, donde ha pasado alguna noche hasta el senador nacional radical Julio Martínez (festejó su último triunfo legislativo).

Por esto y por mucho más se puede decir que Avant es el Tinkunaco (encuentro) de la política de La Rioja.