El gobernador no cambia hasta el último día de su gestión: Creyente del culto católico

Hasta el último día de su gestión, el gobernador Sergio Casas no cambió su estilo de vida, entre ellos un creyente del culto católico.

Este martes, Casas participó de la celebración que se realizó en el Patio de la Unión Latinoamericana, con motivo de la visita de la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás, patrona de los empleados legislativos, a la Casa de Gobierno.

La imagen permanecerá hasta mañana en el edificio sede del Ejecutivo Provincial.

Estuvieron presentes también la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados Adriana Olima, los ministros de Gobierno Héctor Durán Sabas, de Hacienda Jorge Quintero, la secretaria General y Legal de la Gobernación Griselda Herrera, entre otras autoridades, además de los trabajadores de Casa de Gobierno.

El padre Pío realizó la invocación religiosa. Luego, empleadas legislativos le entregaron obsequios al gobernador Sergio Casas. Se trató de un llavero con la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás y una biblia comentada.

En la ocasión, el gobernador agradeció los obsequios y celebró la visita de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

Sostuvo que “todos los hombres y mujeres debemos prepararnos, asumir nuestros errores y culpas, pero también sacar lo mejor que tenemos para servir al otro”. Además, bregó por “construir una Rioja de hermanas y hermanos”.

Dijo también que acompañará la fiesta que se realizará en la Legislatura junto a la imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás, y aseguró: “me siento y formo parte de la familia legislativa”.

Por otro lado, la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados Adriana Olima expresó que “tener hoy la presencia de la virgen nos da esperanza, y sobre todo en estos días nos da mucha paz”.

Sostuvo asimismo: “me parece que es el momento de empezar a meditar y pensar nuestro futuro para la provincia”.