Politica

Abre la Legislatura: Luna Corzo, el transmisor de las malas noticias

Los funcionarios del gobierno provincial se ilusionaban que desde el 1 de marzo iban a cumplir el rol por el cual habían sido designados. Coincidían que en solo dos meses de gestión no se podía pedir una caja propia, pero parece que eso no sucederá.

Juan Luna Corzo, jefe de Gabinete, fue el privilegiado de ser el oyente en el encuentro entre el gobernador Ricardo Quintela y el presidente Alberto Fernández.

Palabra más o palabras menos, Fernández le dijo a Quintela que no hay fondos extras más allá de los garantizados en la coparticipación federal y de los que están presupuestados desde el año pasado.

La Nación no dejará que estalle ninguna provincia, pero tendrán que vivir con lo que existe hasta que se encuentre un camino con la negociación de la deuda, y especialmente con el Fondo Monetario Internacional.

Los funcionarios no le creen a Quintela que no hay dinero y por eso, subió en el avión a Luna Corzo para que escuchara de la boca del presidente la situación financiera del país.

La Provincia se ilusiona con $15 mil millones extras en el presupuesto nacional de este año, que debe ser sancionado por el Congreso. Hoy está en vigencia la ley de leyes de la presidencia de Mauricio Macri.

Tras el encuentro presidencial, el jefe de Gabinete reforzó las palabras del gobernador sobre los recursos, mientras que la Casa de Gobierno impulsó las declaraciones periodísticas de Quintela en radios ligadas al kirchnerismo para que escucharan en la Casa Rosada.

En todas las entrevistas, el mandatario riojano afirmó que sin la ayuda de Fernández es imposible otorgar un aumento salarial para los estatales e incluyó a los docentes, que deben iniciar las clases la semana entrante.

De esa forma, Luna Corzo salió con la propaladora por los despachos gubernamentales para decir que en marzo ningún funcionario tampoco tendrá caja propia ni firma.

Salvo el secretario general de la Gobernación, Armando Molina, y la ministra de Desarrollo Social, Gabriela Pedrali, todos los demás integrantes del gobierno están sin fondos para avanzar en alguna política de Estado.

Según el artículo 102 de la Constitución, la Cámara de Diputados se reunirá en sesiones ordinarias todos los años desde el primer día hábil del mes de marzo hasta el quince del mes de diciembre, pudiendo por sí prorrogarlas por el término que sea necesario.

Por este motivo, Quintela prepara su discurso de apertura de las sesiones en la Legislatura, a tres meses de haber asumido como primer mandatario. Sus palabras estarán atadas a la suerte del kirchnerismo, ya que La Rioja es dependiente en todos los aspectos de la Nación, fundamentalmente de la cuestión financiera.

Si fuera del gobernador otorgaría un aumento salarial para todos y todas, y lanzaría un mega plan de obras públicas, pero la realidad es otra: la Argentina de Alberto y Cristina están en una nebulosa hasta que se resuelvan las negociaciones con el FMI y tras de eso, poner en marcha un plan de reactivación que puede llevar más de cuatro años.

Hasta ahora el gobierno nacional centró sus políticas en una tarjeta social de $4.000 y aumentar solo una franja de los haberes jubilatorios, todo lo demás como llenar las heladeras y colocar dinero en los bolsillos han sido una promesa incumplida de campaña.

Categorías:Politica