Archivo de la etiqueta: Destacado

La Rioja atenta: Casa Rosada y Pichetto negocian acuerdo para habilitar al gobernador de Río Negro

La Casa de Gobierno de La Rioja sigue el paso a paso del gobernador de Río Negro para ser habilitado por otro mandato en la justicia de su provincia, como en la Corte Suprema de Justicia.

Se trata del mandatario Alberto Weretilneck, cuya causa beneficiaría directamente a su par riojano, Sergio Casas, para tener el camino despejado rumbo a las elecciones del año que viene, que se concretaría en mayo, aunque el casismo busca un acuerdo con el gobierno nacional.

La negociación involucra directamente al presidente del bloque de senadores nacionales del Justicialismo, Miguel Ángel Pichetto, con el gobierno del presidente Mauricio Macri.

El sitio La Política On Line tituló “La Rosada busca un gran acuerdo con Pichetto y Weretilneck para ganarle a Soria”. En ese sentido, explicó que “el gobernador coquetea con el PJ Federal y esta semana estuvo en la Rosada. Busca apoyo para que la Justicia lo habilite”.

El sitio Letra P tituló “El club de los cinco que marcará el futuro político de Weretilneck”, al destacar: “El Superior Tribunal provincial deberá resolver si el gobernador puede o no ir por la reelección. Cómo ingresó cada uno, sus terminales políticas y los cuestionamientos internos. El antecedente clave”.

 

La Política Online

 

La Casa Rosada está delineando la estrategia electoral 2019 para las provincias y uno de los objetivos es cerrar un gran acuerdo con Miguel Ángel Pichetto y Alberto Weretilneck para que éste último pueda ir por la re-reelección y evite un triunfo de Martín Soria, aliado al kirchnerismo, en Río Negro.

Según La Política On Line, el gobernador rionegrino apuesta a una controvertida interpretación constitucional que le permita ir por un tercer mandato, argumentando que en el primero de ellos fue electo como vice del fallecido Carlos Soria. La oposición sostiene que la norma provincial no tiene grises y es clara respecto a que no puede volver a presentarse, aunque Weretilneck apuesta a la negociación política para que la Corte Suprema le abra la puerta.

En ese sentido, espera contar con la influencia que pueden ejercer en el máximo tribunal tanto el Gobierno nacional como el senador Pichetto. En la provincia descuentan que el Tribunal Superior lo habilitaría ya que el mandatario tiene una mayoría consolidada.

En la Rosada no ven con malos ojos la posibilidad de cerrar un acuerdo con Weretilneck para llevarlo como candidato y apuestan a sumar a Pichetto, que tiene una buena relación con el gobernador de su provincia. El jefe de los senadores peronistas está fuertemente enfrentado a Soria, aunque formalmente todavía se mantiene en el PJ de Río Negro que controla el intendente de General Roca.

 

El club de los cinco que marcará el futuro político de Weretilneck

 

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, decidió competir en las elecciones rionegrinas de 2019. Ya puso a todo el aparato comunicacional, a sus ministros y a sus aliados de la provincia a instalar esa idea, que deberá ser ratificada por la Justicia. Mientras, la Legislatura ya derogó las PASO y hasta se analiza, entre tanto, instalar el sistema de ballotage con el único objetivo de frenar la avanzada del peronismo. Tiene una ventaja: algunos miembros del Superior Tribunal de Justicia (STJ) llegaron a su cargo por una estrecha relación con él, según Letra P.

Según voceros del oficialismo rionegrino y el propio Weretilneck, existe la posibilidad de jugar por otra candidatura porque éste es -según el mismo gobernador- “su primer período”. La clave está en la interpretación del artículo 175 de la Constitución provincial. Dice que “(…) el gobernador y el vicegobernador pueden ser reelectos o sucederse recíprocamente por un nuevo período y por una sola vez. Si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos sino con un período de intervalo”.

La oposición, claramente, rechaza la estrategia al plantear que, si decidiera jugar, sería una tercera candidatura consecutiva por haber sido electo vice de Carlos Soria en 2011 y gobernador en 2015 junto a Pedro Pesatti, cuando barrieron con el senador Miguel Ángel Pichetto.

Cuando se opuso a una candidatura del ex vice Mendioroz, Weretilneck esgrimía el mismo artículo que ahora interpreta a su favor.

Ante la inevitable judicialización, el foco está puesto en el máximo tribunal de la provincia, que deberá decidir sobre un tema crucial en el año electoral. Antes de ese paso, el juzgado electoral que encabeza María Luján Ignazi precisará en primera instancia -cuando se presenten las candidaturas- si Weretilneck (en caso de hacerlo) puede competir o no. Como lo describen sus deberes y atribuciones en uno de sus apartados, es potestad “oficializar las candidaturas y boletas que se utilizan en los comicios decidiendo en caso de impugnación si concurren en los candidatos electos los requisitos constitucionales y legales para el desempeño del cargo”. Se espera que, cualquiera fuese el fallo de ese tribunal, se apelará la medida y ahí entrará en acciones el STJ. Luego, tal lo marca el manual, la Corte Suprema.

Como ejemplos recientes se destacan lo sucedido con el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, que no pudo competir por un tercer mandato consecutivo. En la política doméstica, el caso del ex vicegobernador Bautista Mendioroz (intentó participar por tercera vez) se reflota. El dato curioso involucra a Weretilneck, que, en sus tiempos como jefe del Frente Grande, se oponía a la participación del hoy dirigente de la CC-ARI y citaba el mismo artículo constitucional que utiliza la oposición para argumentar su postura.

La construcción política entre el casismo y Karina Molina

Para llevarse mal con el gobernador Sergio Casas se debe andar mucho, ya que es una persona muy particular en comparación a otros gobernantes. Casas tiene un estilo muy del interior y sorprende con gestos, que a decir verdad se puede llevar mejor con la oposición que con el propio peronismo.

Desde hace un tiempo, el gobierno hizo público el diálogo privado con referentes opositores, ya que era primordial el presupuesto para el año entratante, que quizás muchos foráneos no pueden entender.

La Rioja casi no genera recursos, que sí se lo podría hacer con la minería, pero los propios representantes del presidente Mauricio Macri se oponen, salvo la diputada nacional Karina Molina.

La legisladora con orígenes en Chamical reafirmó el concepto del diálogo político y por eso se produjeron una serie de fotografías que terminaron en la última sesión en la Cámara de Diputados.

Con un pasado peronista, Molina no ocultó sentarse con el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, que luego terminó en un encuentro con el gobernador en la Residencia Oficial.

2018-10-27

Ofuscada con su par Julio Sahad, que sorprendentemente tiene más enemigos que amigos dentro del PRO, la diputada aceptó sumarse a una estrategia en común por los recursos de La Rioja para sorpresa de los senadores por Cambiemos, Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria.

Aunque no comparte la forma de gobernar del viejo peronismo, especialmente del ex gobernador Luis Beder Herrera, provocó una explosión interna en el macrismo cuando se fueron conociendo detalles de reuniones con el Gobierno de La Rioja.

Cada reunión se concretó con total conocimiento del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien le hizo un guiño para que eso ocurriera, ya que la Nación necesita nuevos votos en el Congreso de la Nación.

La idea electoral del casismo es el armado de un frente electoral por encima de las estructuras tradicionales. Por este motivo, luego que La Rioja consiguió $4.240.000.000 extras, el próximo paso será avanzar en ese sentido.

Claro está que el viejo peronismo y Cambiemos lo rechazarán, ya que ambos pretenden quedarse o arrebatar el poder provincial.

Sincericidio de los “independientes” que terminaron siendo paredistas

Cuando existen pocas alegrías hay que festejar hasta con un triunfo en el “truco”. Hoy los abogados “independientes” (como se habían presentado) ganaron sobre un hombre cercano al ex gobernador Luis Beder Herrera. Se trata de Juan Manuel Ártico, secretario legislativo, que compitió contra Marcos Rodríguez.

DqdsKP8XcAEyePu

No obstante, la desesperación de politizar todo provocó un sincericidio que la supuesta “independencia” de la Lista Roja quedara opacada a pocas horas de la victoria en el Consejo Profesional de Abogados y Procuradores.

WhatsApp Image 2018-10-26 at 21.38.32

Finalmente, los “independientes” terminaron siendo una lista declarada del intendente Alberto Paredes Urquiza, quien festejó el triunfo en España.

DqdrwtrXQAAdDg0

Hasta el vicegobernador Néstor Bosetti se había puesto contento por la independencia en el Consejo de Abogados, que ya tienen un sello partidario para discutir sobre una reforma judicial. ¿Qué pensarán los demás abogados que no son paredistas ni bederistas?.

WhatsApp Image 2018-10-26 at 21.38.33

 

El poder en Argentina está en manos de los gobernadores

Cuando asumió el presidente Mauricio Macri usó una forma de gobernar: habilitar a los principales intendentes del país, que en su mayoría son oposición de los gobernadores, con el propósito de construir poder.

Así se mantuvo más de dos años y en el caso de La Rioja, el beneficiado fue el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, que logró obras y hasta recursos frescos.

Sin embargo, los jefes comunales tienen un campo de acción que solo se centra en la cabecera, ya que en el resto de las provincias es fuerte la presencia del mandatario provincial.

La Rioja es un ejemplo y que lo sufre el propio Paredes Urquiza al intentar de hacer “pata ancha” en los departamentos del interior que solo hablan con el gobernador Sergio Casas. Una imagen que se repite en cada una de las provincias.

Por este motivo, se desvaneció el amor del Presidente con los intendentes de las capitales de las provincias y los fue delegando a sus ministros para que sean atendidos. De esa forma, surgió otra forma de gobernar, es darle importancia a cada uno de los gobernadores, y más aún en tiempos de crisis en el país.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los jefes políticos de cada una de las provincias, especialmente de las peronistas, son aquellos que tienen relación directa con los legisladores nacionales, hoy esenciales para tratar la ley de presupuesto.

De un día para otro resurgió la Liga de Gobernadores, que posteriormente se dividió según la circunstancia, aunque todos los Justicialistas mantienen una relación importante por encima de lo que pueden decir los grandes medios de comunicación.

Hay que pensar que un artículo del presupuesto es exclusivo para La Rioja, adonde establece $4.000 millones más $210 millones que serán fuera de lo que ya está establecido por la ley de coparticipación federal y la inversión estatal nacional.

Los demás mandatarios no se quejaron, ya que ellos también hicieron lo mismo que Casas: negociar en épocas que Macri es minoría en el Congreso y con muchas complicaciones económicas.

En un café de la Capital Federal no entienden cómo es el juego de la política y fundamentalmente en una provincia que se caracteriza por hacer eso: política.

Desde Anillaco hubo un Presidente durante más de 10 años y desde 1983 gobierna el peronismo, pese a gobiernos radicales (que fracasaron) y hoy con el macrismo.

Por eso, la construcción política se fortaleció entre la Casa Rosada y la Casa de Gobierno de La Rioja, a pesar de la posición mediática de Cambiemos riojano por el manejo de la cosa pública (sólo denuncias en los medios de comunicación).

Hoy los representantes macristas piden explicaciones en Balcarce 50, ya que el 2019 será un año electoral y si no hay grandes sobresaltos, el gobierno de Casas tendrá casi un ciclo tranquilo, mientras el casismo insiste con la reelección del gobernador y sus operadores ya hablaron de eso con los hombres del Presidente.

El secretario general de la Juventud Radical se autoproclamó peronista

En La Rioja la anormalidad es normal, aunque sea un juego de palabras. En la política está presente, ya que los que ayer fueron algo, hoy son otra cosa. En el propio seno de la Municipalidad de La Rioja “sorprendió” como un radical de pura cepa se autoproclamó como peronista, a pesar que dentro de esa estructura hay dirigentes de grandes luchas.

En el marco de su propia interna, los paredistas puros pusieron en evidencia a Eduardo Matzkin, actual subsecretario de Modernización y Gestión Pública, un privilegiado por ser compañía del intendente Alberto Paredes Urquiza en sus repetidos viajes al exterior.

En su cuenta de Twitter, Matzkin se autoproclamó como peronista, pese que todos lo recuerdan como el ex presidente de la Juventud Radical de la Capital potenciado por su relación familiar con el ex senador radical Raúl Galván, al tiempo que mantuvo un fuerte enfrentamiento con otros jóvenes no galvanistas.

2018-10-26

Matzkin, por tener entrada familiar sin trabas a la casa de Galván, además le permitió ser secretario general de la Juventud Radical nacional entre 1999 y el 2001.

2018-10-26 (1)

Y también fue director de Gestión Pública del ex gobernador Luis Beder Herrera que lo llevó a enamorarse del peronismo cuando Paredes Urquiza era secretario general de la Gobernación bederista.

2018-10-26 (2)

 

La necesidad llevó que el Presidente y el Gobernador sean socios

En las últimas elecciones, Mauricio Macri pintó de amarillo a La Rioja. Fue el candidato a presidente más votado, especialmente por el apoyo de los electores capitalinos, en desmedro del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli. Fue una de las votaciones destacadas hace casi tres años atrás, ya que la victoria se daba en territorio puro del peronismo.

A sabiendas de las encuestas, el entonces gobernador Luis Beder Herrera adelantó los comicios provinciales y sin los aires macristas, el peronismo riojano pudo mantener el poder en Casa de Gobierno, que hoy lo administra Sergio Casas.

Macri -como su equipo- están interesados por continuar más allá del 2019 en el gobierno nacional, al igual que Casas -con sus socios- en La Rioja. Así se creó una necesidad política que se traducirá en electoral, ya que el tratamiento del presupuesto nacional fue la primera prueba.

El Presidente no contaba con los votos necesarios para tratar la ley de leyes y el Gobernador sí. De esa forma, se avanzó en una negociación como ha sucedido en otras provincias.

Con un margen acotado, el macrismo logró quórum para el presupuesto con dos riojanos peronistas sentados en sus bancas, como lo son Danilo Flores y Luis Beder Herrera, que aceptó el marco del acuerdo entre la Casa Rosada y Casas.

Tanto Flores como Beder Herrera pertenecen al bloque del Peronismo Federal, una especie de justicialismo intermedio.

Al gobierno nacional lo más preocupado que lo tenía era lo que podía pasar en la Cámara Baja, ya que muchos diputados no responden directamente a los mandatarios provinciales. En Senadores, al ser menos, puede haber un diálogo casi directo.

El propio Carlos Menem, sin la mochila judicial, puede ser un hombre clave en el recinto como sucedió con los otros riojanos en la Cámara de Diputados. Al ex presidente lo descuentan que apoyará al macrismo en el Congreso de la Nación para que La Rioja cuente con $4.000 millones extras más $210 millones para los municipios, además de los $28 mil millones presupuestados exclusivamente para la provincia.

 

Claro está que el primer beneficiado en La Rioja es el peronismo gobernante y por ello, el senador de Cambiemos, Julio Martínez, salió rápidamente a capitalizar los montos del presupuesto, pese que no participó en ningún encuentro importante entre los gobiernos provincial y nacional.

Toda la cúpula macrista riojano se enteró por los medios de cómo se daban las negociaciones, ya que ellos, Macri ya les había pagado la factura política. Ahora le tocó el turno a otros, que podrían ser los votantes, si el gobierno provincial lo traduce a esos recursos en políticas activas.

Para entender un poco más: a Macri le da lo mismo quién gobierne en La Rioja, si él es presidente, como así también en casi todas las provincias. Y al PJ riojano le será la misma película quién esté en la Casa Rosada, ya que han sabido acordar con gobernantes que no son de su palo político.

Por lo cual, tanto Macri y Casas se necesitan: uno por los votos y el otro por los recursos. Esa ecuación los llevó a que sean socios en el Congreso. Ahora resta saber si esa sociedad se disolverá o fortalecerá (por lo pronto un operador riojano está en Buenos Aires, ya que busca que se mantenga en el tiempo).

El peronismo lo hizo: Macri SAPEM

La política es el arte de lo posible. Siempre lo repetía Carlos Menem y fue el primer gobernador peronista que le dio el apoyo desde La Rioja al entonces presidente Raúl Alfonsín.

El ex mandatario Ángel Maza siguió la lógica y respaldó a Fernando de la Rúa; y con Carlos Menem vigente hizo lo propio con Néstor Kirchner.

Luego lo continuó Luis Beder Herrera con Néstor y Cristina, aunque ambos eran del mismo palo, pero de diferentes vertientes internas.

No podía ser menos Sergio Casas, y en base a la historia contemporánea, cerró filas en el peronismo para que los legisladores nacionales levantaran la mano por el presupuesto de Mauricio Macri.

Tanto Menem, Maza, Beder Herrera y ahora Casas utilizan el mismo discurso: garantizar el pago de los salarios estatales.

Esta última acción del actual gobernador dejó sin palabras a Cambiemos, ya que el propio Presidente oxigena al peronismo de La Rioja en un año electoral.

Dispuso que la Provincia reciba $4.000 millones extras más $240 millones que se repartirán los municipios, todos peronistas con distintos matices.

DqRE8KPWkAAEQYb
Julio Martínez, la principal cara del macrismo en La Rioja, quedó como un espectador más de una película de terror para él como sus socios. Inés Brizuela y Doria como su par se enteraron a través de las publicaciones digitales sobre los recursos para sus archienemigos. Solo sabía la diputada Karina Molina que había viajado con Casas a Buenos Aires.

Desde hace un tiempo, Macri le dio la llave de la negociación política con los gobernadores al peronista Rogelio Frigerio, ministro del Interior, y dejó de lado a su jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La primera lectura es que Martínez tiene buena relación con Peña, mientras que Frigerio lo hacía con el intendente Alberto Paredes Urquiza hasta que apareció el gobernador riojano en escena.

En distintas reuniones públicas como privadas el casismo esbozó algunas líneas de acción a la mesa chica del gobierno nacional que germinaron: como que el PJ no tendrá candidato a presidente en La Rioja en las elecciones simultáneas o impulsar un frente electoral con todos aquellos que quieran sumar más allá de las estructuras partidarias tradicionales. A cambio los fondos para el 2019.

Si el peronismo deja en libertad a sus afiliados para elegir a un candidato a presidente y se extiende en varias provincias, Macri volverá a tomar cuerpo; como los desencantados, aunque votantes macristas, se sumen como socios de los “nuevos” peronistas.

Frente a ello, se empezó a construir una relación tipo SAPEM, la denominación de las empresas estatales. Es decir, una mayoría estatal con un socio: aquí sería Macri el financista del peronismo riojano.

DqOb0MWWkAA43Ro

En el PRO creen que pueden ganar al menos 14 provincias en 2019 entre las que cuentan a La Rioja

Marcos Peña ordenó que se elaborara un mapa de las provincias y capitales que el oficialismo puede ganar en 2019 para concentrar los recursos de campaña desde un año y medio antes de las próximas elecciones.

El mapa está a cargo de Sebastián García de Luca, viceministro del Interior, según explicaro LPO, cerca del jefe de gabinete. El objetivo de Peña, que ahora tiene el control del partido, es darle más vuelo al PRO en el interior.

Respecto de las provincias que ya gobierna Cambiemos, descartan retener Jujuy, la Ciudad, la provincia de Buenos Aires y Mendoza. El radical Gustavo Valdés tiene mandato en Corrientes hasta 2021.

Además de las 5 provincias que ya gobiernan, en Cambiemos aseguran que tienen las mejores chances de ganar en Córdoba con Héctor Baldassi y en Santa Cruz con Eduardo Costa.

En La Pampa el candidato elegido es Carlos Mac Allister y en el PRO creen que podrá derrotar al peronismo, tras perder sólo por 70 votos en 2017. Como aliciente el Gobierno dudan de que Carlos Verna se presente a un nuevo mandato.

En Neuquén, creen que pueden desbancar tras medio siglo al MPN de la mano del pastor David Schlereth y quieren que el secretario de gobierno Marcelo Bermúdez, que es del PRO, sea el candidato a intendente. Para conformar al actual intendente, Horacio “Pechi” Quiroga, le ofrecerán una banca de senador nacional.

En el PRO incluso creen que ganarán en La Rioja con el radical Julio Martínez, que le ganó al peronismo en las legislativas del año pasado y dejó tercero a Carlos Saúl Menem.

En Entre Ríos gobierna un aliado de la Rosada, Gustavo Bordet. Sin embargo, en el PRO creen que lo desbancarán: “Por más buen trato que haya, las provincias que se puedan ganar, se ganan”, aseguró a LPO una alta fuente del macrismo.

En el Gobierno creen que pueden dar un batacazo histórico en San Luis, como sucedió en las primarias del año pasado, y derrotar a los hermanos Rodríguez Saá de la mano de Claudio Poggi.

Por otro lado, en el macrismo tiene expectativas para hacer buenas elecciones, con posibilidad de ganar en Salta y Chaco. En Salta se aferran a los problemas que tendrá Juan Manuel Urtubey para elegir a su sucesor y creen que, tras ganar en 2017, podrán hacerle frente con el intendente de la capital, Gustavo Sáenz. En Chaco aspiran a una buena perfomance tras haber ganado las legislativas, aunque creen que el peronismo, detrás de las figuras de Domingo Peppo y Jorge Capitanich, se unirá ante el riesgo de perder la provincia.

En Santa Fe Macri quiere al ex titular de la UCR, José Corral. El intendente de Santa Fe tiene poco conocimiento, pero en el PRO argumentan que a Albor Cantard no lo conocía nadie y ganó en octubre. En tanto que creen que ganarán Rosario con la candidatura de Roy López Molina.

En Río Negro, aún no descartan un acuerdo con el gobernador Alberto Weretilneck, que bajó la lista el año pasado en un gesto a Cambiemos. Este miércoles visitará a Macri en medio de las vacaciones del presidente.

El mismo día, Macri verá al gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, que como explicó LPO se fue acercando a Cambiemos acuciado por la gobernabilidad de su provincia tras suceder a Mario Das Neves.

En Tierra del Fuego, en tanto, el candidato de Cambiemos, Tito Stefani, que salió segundo en octubre pasado, tiene intenciones de ser intendente de Ushuaia. Pero en el PRO creen que puede competir con chances para derrotar al kirchnerismo, que ganó las legislativas y dejó tercero al espacio de la gobernadora, Rosana Bertone, de aceitado vínculo con la Rosada.

Las provincias de Catamarca y Misiones son un gris para el PRO. Si bien creen que tienen chances de ganar, corren de atrás contra Lucía Corpacci y Hugo Passalacqua. Aunque aseguran que pueden ganar Posadas y San Fernando del Valle de Catamarca: en la primera ganó Cambiemos en octubre pasado y en la segunda quedó a sólo un punto del peronismo.

En el PRO creen que no tienen chances en las provincias de Tucumán, Formosa y San Juan. Aunque creen que ganarán las capitales de las provincias gobernadas por Juan Manzur y Gildo Insfrán.

Con el sanjuanino Sergio Uñac se rompió la relación luego de la reforma previsional, puesto que el gobernador, que había tenido un diálogo muy fluido con la Rosada desde diciembre de 2015, se opuso a la ley pese a haber firmado el pacto fiscal e incluso dejó en off side a sus colegas del peronismo.

En el PRO creen que pueden ganar en todo el Conurbano, puesto que sus candidatos irán atados a la boleta de María Eugenia Vidal, la política con mejor imagen del país. Lo contrario a lo que les sucede a los intendentes peronistas, que temen perder sus distritos por la falta de un candidato fuerte en la provincia.

Enfrían provincias pedido de Macri por nuevo ajuste

La decisión de Mauricio Macri de lanzar ayer un nuevo capítulo del ajuste del gasto político e invitar a los gobernadores a adoptar “medidas similares” incomodó a varios mandatarios, que -por lo bajo- se dividieron entre quienes salieron a aclarar que la poda ya fue aplicada en sus distritos y aquellos que la descartaron o patearon para adelante una eventual réplica.

El anuncio presidencial incluye la reducción del 25% en los cargos políticos del Ejecutivo (unos 1.000 puestos, con un ahorro de cerca de $1.000 millones), un congelamiento salarial este año para funcionarios de mayor jerarquía y el veto para que familiares de ministros puedan ser parte de la administración nacional.

El achique del gasto político -al ritmo de las exigencias del Pacto Fiscal sellado en noviembre con Nación- fue aplicado ya en al menos una decena de distritos. En menor medida, algunos avanzaron también en un freezer de sueldos a funcionarios, como Salta.

Pero la novedad de prohibir el ingreso de familiares de ministros a despachos oficiales aparece a priori con Nación como estado pionero. En esa línea, por caso, ayer el diputado bonaerense de la Coalición Cívica -integrante de Cambiemos- Guillermo Castello pidió reflotar en la provincia que gobierna María Eugenia Vidal un proyecto de su autoría que “prohibe la designación de familiares en los tres poderes del Estado”.

Por de pronto, en su discurso Macri ayer remarcó que, cuando llegó a la Casa Rosada, “el Estado era una maraña burocrática”, e invitó “a los gobernadores de todas las jurisdicciones del país a tomar medidas similares”.

“Ya no le queda mucho por achicar”, aseguraron -en reacción- a Ámbito Financiero desde el entorno de un mandatario peronista que ya ajustó el número de ministerios y secretarias. “Todavía no hay un análisis de fondo, pero no hay familiares designados en cargos políticos”, se atajaron desde otro distrito justicialista. “No tenemos nada en carpeta en este momento”, se excusaron desde dos Ejecutivos con sello provincial. Un mandatario opositor fue duro: “Es una medida marketinera; es pan para hoy y nada para mañana y no resuelve nada”, dijo.

La incomodidad alcanzó incluso a distritos de Cambiemos, desde donde salieron también a recordar los tijeretazos ya aplicados en el gasto político local.

Entre los mandatarios que ya aplicaron un ajuste del gasto se encuentran, por caso, la macrista Vidal (recortes de cargos ejecutivos y legislativos, con un ahorro de unos $3 mil millones) y su par de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo (reducción de ministerios):

Por esa senda incursionaron también los justicialistas Gustavo Bordet (Entre Ríos, con achique de ministerios de 10 a 5) y Juan Manuel Urtubey (Salta, con reducción de carteras de 12 a 10 y congelamiento del sueldo de ministros). Además aplicaron tijeretazos del gasto en los últimos meses, entre otros, el chaqueño Domingo Peppo, el jujeño Gerardo Morales, el rionegrino Alberto Weretilneck y el neuquino Omar Gutiérrez.

La Rioja denunció “apriete” para adherir a dos normas nacionales

La Legislatura riojana convirtió ayer finalmente en ley la adhesión de la provincia al Pacto Fiscal firmado en noviembre entre Mauricio Macri y los gobernadores.

La sanción se dio en medio de denuncias del bloque del oficialismo por la presunta coacción por parte del Gobierno nacional, que amenazó con recortar fondos sojeros a municipios riojanos si la provincia demoraba el trámite formal de adhesión parlamentaria.

La sesión de ayer, convocada en extraordinarias por el Gobierno de Sergio Casas, logró darle el aval a ese proyecto con el apoyo de los bloques del PJ y Cambiemos.

El presidente del bloque justicialista, Marcelo Del Moral, aprovechó el debate legislativo para subrayar que el acompañamiento al Consenso Fiscal se dio luego del “apriete” de la Casa Rosada.

“Una vez más, tenemos una política extorsiva por parte de la Nación, en desmedro de las provincias que menos tienen. El pacto fiscal devuelve a la provincia de Buenos Aires los seis puntos arrebatados en el año 1987, y que significan 21 mil millones de pesos para el año 2018. En ese mismo año, se le quita un punto de coparticipación a la provincia de La Rioja. No tuvimos la suerte de que en este Pacto Fiscal se incluyera el punto de coparticipación”, dijo.

“Nos amenazaron con cortarnos los fondos (Sojero) y nos quieren obligar a darles el retiro voluntarios a los estatales riojanos, que cobrarán una indemnización con la que sólo se podrán comprar un remis”, agregó.

El Gobierno nacional ya recortó este mes a las diez provincias que no adhirieron aún al amplio Pacto Fiscal sellado en noviembre con Macri las remesas en concepto del Fondo Sojero y de la compensación -contemplada en ese entendimiento- para habilitar la salida política al tenso conflicto con la gobernadora María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano.

El recorte tiene una lectura a futuro respecto de la rigurosidad que aplicará Macri a la hora de exigir el cumplimiento del pacto.

En tanto, la Legislatura riojana aprobó ayer también, por amplia mayoría, la adhesión del distrito a la Ley de Fomento de Inversiones Público Privadas, en línea con el requerimiento nacional.

Por el Consenso Fiscal: La Rioja recibirá de la ANSeS $419 millones

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS transferirá hasta el miércoles 31, $ 19.562,55 millones del préstamo que es parte de la devolución escalonada del 15% de coparticipación de impuestos, que retenía desde 1992 el organismo previsional a las 21 provincias que no iniciaron juicio por esa causa.

Con las provincias que sí iniciaron juicio, al Gobierno le queda pendiente negociar la deuda con Santa Fe hasta el 31 de marzo, según lo previsto en Consenso Fiscal; esperar la resolución de la Corte en el caso de San Luis; y emitir el bono previsto en el pacto fiscal para pagarle a Córdoba.

En tanto, la ANSeS comenzará la transferencia automática de las cuotas mensuales a las doce cajas previsionales provinciales que no fueron transferidas a la Nación, hasta completar los $ 12.000 millones presupuestados para financiar sus déficits este año. En tanto, pasó a los primeros días de febrero la negociación para pagar el saldo del rojo de 2017 para esas mismas cajas que quedó pendiente. Menos Córdoba, que ya firmó su acuerdo de pago.

La transferencia del FGS es por la tercera cuota del préstamo, que se regularizará en 2020. Y se adicionará al préstamo de $ 42.342 millones que había otorgado al tercer trimestre de 2017, un 3,9% de la cartera.

Las provincias, además, recibirán el 9% de los fondos coparticipables que se transferirán durante el año.

Según detalló el FGS, la provincia de Buenos Aires recibirá $ 4905 millones; la Ciudad de Buenos Aires, $ 1475,46 millones; Chaco, $ 1114,37 millones; Entre Ríos, $ 1090,65 millones; Tucumán, $ 1063,07 millones; Mendoza, $ 931,88 millones; Santiago del Estero, $ 923,17 millones.

Además, a Salta se le acreditarán $ 855,86 millones; a Corrientes, $ 830,7 millones; a Formosa, $ 813,27 millones; a San Juan, $ 754,68 millones; a Misiones, $ 738,25 millones; a Jujuy, $ 634,64 millones; a Catamarca, $ 614,77 millones.

También se transferirán $ 563,47 millones a Río Negro; $ 462,3 millones a La Rioja; $ 419,71 millones a La Pampa; $ 388,15 millones a Neuquén; $ 353,28 millones a Chubut y otro importe igual a Santa Cruz y $ 275,91 millones a Tierra del Fuego.

Esas transferencias son el resultado del convenio firmado con las provincias en 2016, luego de que la Corte Suprema declarara inconstitucional descontar los 15 puntos para financiar a la ANSeS.

Ese año se comenzó pagando en efectivo tres de los 15 puntos de coparticipación que la Nación debe devolver a las provincias más un préstamo del FGS por 6 puntos. Este año el acuerdo prevé la transferencia de 9 puntos en efectivo y un préstamo por 3 puntos. En 2019, se pagará en efectivo el 12% y se liberará el préstamo por el 3%. En 2020, la Nación transferirá el 15% de coparticipación.El crédito del FGS se comenzará a pagar en 2020. Se cancelará de manera semestral, en cuatro años y tendrá una tasa de interés subsidiada de 15% en 2016 y 2017, y de 12% en 2018 y 2019.

Por otra parte, a las provincias de Santa Fe, San Luis y Córdoba, que reclamaron judicialmente la devolución de los fondos, ya no se les retrae el 15% de coparticipación.

Por haber obtenido sentencia firme, Santa Fe debe negociar el monto y forma de pago de la deuda, con tiempo hasta el 31 de marzo próximo, según lo previsto en el consenso fiscal. La provincia gobernada por Roberto Lifschitz estimaba la deuda en unos $ 49.840 millones a julio pasado, cuando propuso que se le abonara en efectivo $ 7500 millones en 2018 y otro monto similar en 2019 y el resto en títulos públicos.

San Luis no firmó el consenso fiscal y el acuerdo está judicializado: se espera un fallo de la Corte para definir la tasa de actualización de la deuda que la lleva a $ 17.000 millones para la provincia considerando la tasa activa. Además, la provincia tiene pendientes otros 13 juicios por unos $ 23.000 millones, según datos del Estado puntano.

Córdoba sí firmó el Pacto Fiscal y renunció al juicio que tenía pendiente por la retención de estos fondos. Será compensada con el bono que la Nación va a emitir para todas las provincias que renunciaron a los pleitos. Según el Gobierno, hay tiempo hasta junio para emitir el título a 11 años que genere servicios de $ 5000 millones este año y $ 12.000 millones desde 2019, a distribuir según el régimen de coparticipación.

Martínez será candidato a gobernador y Paredes Urquiza vice o intendente

Un funcionario con despacho en la Casa Rosada lo definió sin rodeos. “Nos interesan los peronistas con votos, sobre todo donde hacemos agua”, se sinceró.

Con el guiño del presidente Mauricio Macri , el Gobierno intensifica por estas horas su “operativo seducción” con dirigentes del PJ alejados, parcial o totalmente del kirchnerismo, que puedan integrar de alguna manera las huestes oficiales en las decisivas elecciones de 2019.

El listado, que puede variar según el interlocutor, va desde intendentes con deseos de continuar en el cargo, dirigentes con ambiciones de llegar a la gobernación de sus provincias, o referentes que no encuentran un lugar bajo el sol y ven una luz en el espacio Cambiemos.

Precisamente ese es el límite que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y otros funcionarios tienen asumido: las incorporaciones llegarán, siempre y cuando no se rompa ni se doble la armonía en el espacio oficialista.

Un puñado de intendentes de provincias del norte y centro del país desfiló por la Casa Rosada en las últimas semanas: Raúl Jalil (Catamarca capital), Alberto Paredes Urquiza (La Rioja), Gustavo Sáenz (Salta) son los que más conversan con el titular de Interior. Pero también Enrique Ponce (San Luis) y Germán Alfaro (Tucumán) se distanciaron de quienes gobiernan sus provincias y apenas esconden que en sus planes está un acercamiento con la Casa Rosada. “Vienen por cuestiones de gestión, pero también hablamos de política”, responden cerca del ministro.

Los casos tienen sus matices. Jalil, que muchas veces actúa como una especie de moderador del grupo, tiene pendiente una charla con la gobernadora Lucía Corpacci, pero cerca de ella afirman que la decisión de pegar el salto desde el PJ estaría tomada.

“Gracias al trabajo en conjunto logramos muchas mejoras para la ciudad de Catamarca”, afirmó a LA NACION el intendente. Catamarca, cuyas elecciones se realizan normalmente en marzo, podría llevar a cabo las PASO provinciales en noviembre o diciembre de este año, en la que sería la primera elección de un intenso año electoral.

Ponce, por su parte, ya les comentó a dirigentes de su confianza que la relación con los hermanos Alberto y Rodríguez Saá está “terminada”. Más allá de Claudio Poggi, derrotado en las elecciones al Senado, Cambiemos no tiene demasiadas figuras de peso en la provincia. Lo mismo ocurre en Salta con Sáenz y en La Rioja, con Paredes, aunque en esta última provincia el radical Julio Martínez es, “sí o sí”, el candidato a gobernador en 2019, afirmaron fuentes oficiales.

El mecanismo para lograr que estos dirigentes se sumen podrían ser las PASO, pero hay provincias -Tucumán y La Rioja, por caso-donde no está institucionalizado ese mecanismo, por lo que Alfaro y Paredes deberían buscar otro mecanismo -u otro cargo- para incorporarse a Cambiemos.

Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, dos de los tres vértices de la mesa chica macrista (el tercero es el jefe de Gabinete, Marcos Peña), también recurrirían a las PASO. El porteño, un poco por gusto y otro por sugerencia presidencial, parece resignado a la incorporación en el mediano plazo del flamante radical Martín Lousteau, y dirimiría con él la postulación a jefe de gobierno. Vidal, en tanto, no descarta que las PASO sirvan para dirimir candidaturas a intendente en ciudades claves como Mar del Plata, donde apoya a Guillermo Montenegro, pero donde también aparece la radical Vilma Baragiola.

“Si hay algo que no vamos a hacer es improvisar”, afirma otro funcionario de Casa Rosada, que descarta la aparición de un “famoso Pro” al estilo de Miguel Del Sel.

“Vamos a ir con gente que sepa gobernar”, remata el funcionario, y se anima a sumar a la lista, aunque sea en forma tímida, al santafesino Omar Perotti, que junto a Juan Schiaretti o Miguel Pichetto, es un ejemplo del “peronista previsible y confiable” que le agrada al Presidente.

“Perotti está muy bien, pero tenemos a (José) Corral de candidato. Y lo primero es privilegiar el vínculo con nuestros socios”, dice otro funcionario que repara en la “casi” lanzada candidatura a gobernador del intendente radical de Santa Fe.

A través de la Fundación Pensar, que encabeza Carmen Polledo, el macrismo intentará sumar además “cuadros formados, que sirvan para gobernar o ser ministros en gobiernos de Cambiemos”, afirmaron cerca del jefe de Gabinete.

En un escenario político con el peronismo aún disperso y sin un rumbo definido, el Gobierno espera pescar en el océano de los disconformes. Tendrá todo este año para consolidar las incorporaciones, siempre cuidando de no hacer crujir la alianza con la que llegó al poder y que tanto le cuesta sostener.

El titular del Banco de La Rioja, acusado de coimear a la Policía de Mendoza

Ángel Ávila es una figura prominente de la provincia de La Rioja, al punto que fue juez (y 28 años de actuación en la justicia riojana) y ahora preside el Banco de La Rioja, con una altísima exposición pública. Sin embargo, a pesar de su conocimiento de la legislación, fue protagonista de un incidente en la alta montaña mendocina con la Policía.

Según quedó registrado en el parte diario de este sábado, cuando los uniformados mendocinos le reclamaron que exhibiera la documentación del vehículo que conducía debido a que circulaba con la luz apagada, éste intentó coimearlos para que lo dejaran seguir su camino.

Según consta en el expediente judicial 7969/18 caratulado como “Cohecho”, fue demorado por la Policía en Potrerillos, al ser interceptado en la Ruta 7 km 1.095. En las constancias judiciales se acreditó que cuando los uniformados le pidieron  la documentación del vehículo, manifestándole que se le confeccionaría acta vial por circular con la luz baja apagada de la camioneta VW Amarok, Ávila acompañó al efectivo policial manifestándole que “el asunto no es para mayores”, presentándose y avisándole que “le dejaba un presente en el frente de la camioneta”.

Las actuaciones ahora están en poder de la justicia.

Fuente: El titular del Banco de La Rioja, acusado de coimear a la Policía de Mendoza

 

Confirmados los tres partidos que Atenas jugará en La Rioja

Atenas confirmó que jugará tres partidos, válidos por la Liga Nacional, en La Rioja, por un convenio con las autoridades de la provincia norteña.

Será en el mes de abril. El primero será el 5 ante Peñarol de Mar del Plata. Seguirá el 22 de abril frente a San Martín Corrientes y cerrará la serie contra Bahía Basket, el 29 de abril..

Los cotejos se desarrollarán en el moderno estadio Superdomo de La Rioja, donde jugó la Selección nacional en noviembre pasado por las Eliminatorias al Mundial de China 2019.

Los gobernadores quieren desdoblar para esquivar una ola amarilla

Mientras estudian cuando definir un candidato presidencial, los gobernadores peronistas ya saben cómo defender su terruño: desdoblar las elecciones provinciales y evitar que sus rivales arrastren el voto de Mauricio Macri.

No es una estrategia ni mucho menos ni tiene relación con su condición de opositores. En 2015 casi todas las provincias votaron antes y el año finalizó con más de 30 domingos electorales, un cronograma que complica la agenda del Gobierno y llega a parlizar el Congreso.

“Algo mejor podemos hacer”, sugirió el subsecretario de Asuntos Políticos Adrián Pérez a representantes provinciales, cuando empezó a gestionar una ley de reforma política.

Los gobernadores le impidieron a Macri la boleta electrónica y la simultaneidad de las elecciones provinciales con las nacionales. Su plan es votar antes en sus provincias y dividir a la oposición. 

No encontró respuesta, como tampoco con el proyecto de ley para implementar la boleta única electrónica, aprobado en Diputados y archivado en el Senado, donde la voz de los gobernadores se hace sentir. Pérez insistirá en marzo, pero no hay mucha expectativa.

Es que el cronograma y el sistema de votación son las armas de los mandatarios peronistas para ser reelectos y no las arriesgarán

El plan es sencillo: pelear su provincia antes de octubre con la oposición dividida y sin un choque de frente con la marca Cambiemos.

Fue lo que en 2017 logró fabricar Marcos Peña y le permitió ganar en muchas provincias peronistas, siempre con la campaña electoral a su cargo.

En Buenos Aires no habrá doble jornada y no sólo por la voluntad de María Eugenia Vidal: por orden de Néstor Kirchner, la reforma política de 2009 incluyó la obligatoriedad de votar gobernador y presidente el mismo día.

Algunos ya empezaron a maniobrar para la disputa de pago chico: el cordobés Juan Schiaretti presentó un curioso proyecto de ley que habilita candidaturas simultáneas a gobernador y a primer legislador provincial.

Apunta a dividir a Cambiemos, donde los radicales Mario Negri, Ramón Mestre y Oscar Aguad pulsean con los macristas Héctor Baldassi y Nicolás Massot.

Si alguno se enoja, tal vez pueda presentarse por las suyas, someterse a una derrota digna y un consuelo como legislador provincial electo. Nada menor.

En Córdoba ya no habrá boleta única papel como en 2011 y 2015 sino voto electrónico, otra excusa para no mezclarse con candidatos presidenciales.

Es un elector con larga tradición de votar provincia y Nación en días separados, con antecedentes curiosos como en 2011. “Schiaretti es ganable, pero no por 20 puntos como en octubre. En las elecciones provinciales juega el aparato estatal y se hacen a un lado las simpatías nacionales”, reconoció ante LPO uno de los referentes del PRO cordobés.

Ese año José Manuel de la Sota ganó con 43 puntos y un discurso crítico del kirchnerismo y una semana después Cristina obtuvo un porcentaje similar en Córdoba. ¿Qué hubiera ocurrido si se votaba todo el mismo día y la ex presidenta tiraba un candidato propio en su boleta? Nadie quiso averiguarlo.

El entrerriano Gustavo Bordet también evalúa desdoblar, a diferencia de su antecesor Sergio Urribarri. “Macri y Cristina tienen su porción y lo mejor es separarlos de su contienda local y pelear mano a mano con la oposición”, entienden en entorno.

Las elecciones legislativas dejaron una enseñanza: si Cristina impone un candidato puede ocasionar una derrota peronista, como ocurrió en Salta y Chaco. En 2019 y con elección desdoblada, la unidad del PJ y afines puede ser una tarea más simple.

Con comicios separados, Bordet postergaría su idea de implementar boleta única, porque siempre es más fácil imponerse con papeletas a color con la figura estelar en una punta.

Claro que este plan relaja la misión de buscar un candidato presidencial, que Miguel Pichetto quiere tener urgente para después del mundial, fastidioso por su rol de intermediador con un Gobierno que empezó el año firmando decretos e ignorando al Congreso.

Se lo repitió ayer a Bordet y recordó que el salteño Juan Manuel Urtubey es el único peronista que no puede reelegir en 2019 y está dispuesto a enfrentar a Macri.

También se anota el tucumano Juan Manzur, Schiaretti suena pero se corre y los demás no hablan de otra cosa que de reelegir. Y antes de votar presidente.