La falta de memoria de Oscar Chamía

Todavía queda el aroma del condimento rociando el Jabalí que sirvió el ex diputado Raúl Carrizo en su casa del paraje de Huaco en el departamento Sanagasta. Fue un mediodía brillante donde el dirigente quintelista recibía a quienes hoy en su mayoría son diputados, pero que en esos tiempos habían sido raleados por el bederismo.

Había caído el ex gobernador Ángel Maza y por una cuestión de amistad, el intendente Ricardo Quintela los reclutó a quienes habían estado dentro del mazismo, hasta que pasara la tormenta.

Si fuera una cuestión familiar, los adoptó. Allí estaban todos quienes habían encabezado la toma de la Legislatura, como de la quema de la Casa de Gobierno. No faltaba nadie y especialmente aquellos que no tenían posibilidades en sus respectivos departamentos, ya que los intendentes y diputados de esos tiempos eran muy fuertes.

Eso se recordó en la vereda de la casa de Quintela cuando hablaba Oscar Chamía, hoy legislador de Felipe Varela, y ya instalado, ha sido un férreo defensor de la política bederista, como Alejandra Oviedo, diputada por Rosario Vera Peñaloza.

Hasta se acuerdan de los vales de combustible -entre otras ayudas- que fueron a parar a Villa Unión. Por eso, en el quintelismo hablan de falta de memoria de muchos, pero especialmente de Chamía y Oviedo, quienes se han alzado –para no decir los únicos- para que el Gobernador los lea todas las mañanas en el diario como defensores del proyecto.

El jueves, en la sesión de la Legislatura, Oviedo interrumpió al radical Juan Amado cuando se refería al conflicto limítrofe del dique Los Sauces, mientras que Chamía fue la voz cantante de una  reunión en el Instituto Provincial del Agua.

Allí participaron el presidente del Instituto Provincial del Agua – La Rioja (IPALaR), Germán Gracia; los diputados provinciales Oscar Chamía y Rosa Molina; el secretario de Cultura, Pedro Agost; el director de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo, Gustavo Agüero; y el intendente de Sanagasta, José Aparicio.

Según informó el Gobierno, se acordó un Plan de Desarrollo para el Dique Los Sauces. Allí el diputado por Felipe Varela dijo que “el tema jurisdiccional está establecido en la Constitución. La jurisdicción de los recursos hídricos es patrimonio de la Provincia y en este caso del IPALaR, así como las reservas turísticas arqueológicas y culturales son jurisdicción de la provincia más allá de los límites departamentales”.

“Hay que aclarar la confusión que hay sobre límites y jurisdicción, límite y ejido urbano”, consideró. A lo que agregó que “en el marco institucional vamos a hacerlo y no entrar en confrontación, porque no hace bien”.

“Desde el Gobierno de la Provincia vamos a hacer lo que las normas y la Constitución prescriban”, enfatizó. Asimismo, adelantó que “la Cámara de Diputados debatirá y tomará posición sobre esta situación para aclarar sobre las normas que existen”. “Está la responsabilidad de apoyar al municipio que conviene con el Estado Provincial en hacer esta recuperación y poner en valor estas riquezas arqueológicas turísticas que tienen como fin poner en valor el Dique Los Sauces”, añadió.

Además, el legislador analizó que el Dique Los Sauces es un espacio que “desde hace mucho tiempo nadie le presta atención, hasta que el municipio de Sanagasta conviene con el Gobierno la recuperación del dique y empiezan a salir este tipo de situaciones, cuando la gente lo que ve es la obra”. “Estas discusiones hay que terminarlas y poner blanco sobre negro, pero tratar que no se convierta en un debate político una situación que es netamente institucional”, completó.