Politica

Movimiento Severo Chumbita: Una pueblada que no quedó en el olvido

 Avance del video documental “Movimiento Severo Chumbita: una pueblada que no quedó en el olvido” — Aimogasta, La Rioja, década del `70.

Corresponde al Proyecto Nos-otros y la participación 2011 de Políticas Estudiantiles del INFOD.

Se trabajó sobre el eje “Jóvenes y participación política: memoria sobre la historia reciente”.

Realización estudiantes y docentes del ISFD en Historia de Aimogasta, La Rioja.

Biografía

Severo Chumbita nació en Machigasta, a unos siete kilómetros de Aimogasta, nieto del último cacique gobernador de Aimogasta, hijo de Juan Orensio Chumbita, caudillo de Aimogasta y jefe de la montonera del norte de La Rioja.

Nombrado coronel de los ejércitos rebeldes de Ángel Vicente Peñaloza y de Felipe Varela, participó en todos los levantamientos que estallaron en las provincias del noroeste del país entre 1862 y 1868.

El 8 de mayo de 1862 derrotó a José Miguel Arredondo en el Combate de Mazán, en el Departamento Arauco, provincia de La Rioja.

Participó en el sitio de la capital de La Rioja el 28 de mayo de 1862 a las órdenes de Juan Gregorio Puebla.

Intervino en la revolución que se efectuó en esa provincia en los primeros días de 1867.

Siguió combatiendo apoyando al lugarteniente de Felipe Varela, Estanislao Medina y al propio Varela en su campaña.

Cuando Felipe Varela logró cruzar la Cordillera de los Andes e internarse en Copiapó, Chile, Severo Chumbita también traspuso los Andes.

Tras la derrota en la Batalla de Pozo de Vargas y el fracaso del movimiento, el coronel Severo Chumbita, al igual que su hijo el capitán Ambrosio Chumbita, fue procesado criminalmente por la rebelión de 1861 a 1863 y la de 1867, así como por delitos comunes cometidos con ocasión de las mismas.

Con respecto a la última, la sentencia lo declaró culpable de haber tomado parte como jefe principal en la rebelión encabezada por Felipe Varela pero también de hechos que califica como delitos comunes, por lo que lo excluía de la amnistía acordada por el general Octaviano Navarro y lo condenaba a diez años de destierro y 2000 pesos fuertes de multa. Entre esos delitos comunes se le imputaba la muerte del mayor Celestino Barcala, el teniente Balbino Arias y tres civiles, los comandantes de milicia Fermín Bazán y Vicente Barros y el septuagenario Fernando Vega, un importante vecino de la villa de Famatina.

Finalmente, apelada la sentencia, el 4 de noviembre de 1876 la Corte Suprema de la Nación sobreseyó a Chumbita de los delitos que se le imputaban, con excepción de los cargos referidos a delitos comunes cometidos con ocasión de la rebelión de 1861 a 1863.

Había casado con Rosaura Villafañe. Dos de sus hijos, el citado Ambrosio Chumbita y Manuel Antonio Chumbita, siguieron los pasos de su padre y lucharon con Felipe Varela.

La tradición, reflejada en una copla, afirma que fue amante de la montonera federal Martona Chapañay:

En Mogna la Chapanay a Chumbita enamoró Ontiveros le disparó y ella de pena murió

Una bisnieta, Felisa Raquel de la Fuente, natural de Aimogasta, sería esposa del historiador Félix Luna. También es su descendiente el escritor e historiador Hugo Chumbita.

Fuente: Instituto Superior de Formación Docente en Historia de Aimogasta

Categorías:Politica

Tagged as: , , ,