Economía

Nucete: 67 años de esfuerzo ajeno en el bolsillo del nuevo rico Manzur, según prensa tucumana

20140504-194050.jpg

José Nucete Santiago llegó como inmigrante a la Argentina a los 18 años desde Andalucía, España.

Concretó su sueño de crear la empresa propia, y con esfuerzo, visión y dedicación logró constituir en La Rioja la fábrica de aceitunas más importante del país.

Ahora, el fruto de siete décadas de esfuerzo y tesón quedó en manos de Juan Manzur, un político que hizo una fortuna impresionante, sin mayor esfuerzo, desde la función pública.

Nucete quedó acorralada por las medidas del gobierno naciona, la presión fiscal y la inflación. Y personas ligadas al kirchnerismo aprovecharon para adquirir la empresa.

“El señor de la aceituna” ya no es Nucete, sino Manzur.

El origen de Nucete se remonta al año 1947, cuando los primeros miembros de esta familia fijaron sus raíces en el Valle de Arauco (La Rioja), más precisamente al pie de la cadena del Velazco.

Desde allí, gracias a las óptimas condiciones del clima, el suelo y el agua, surgió una industria pionera que posteriormente amplió su área agrícola e industrial, hacia Mendoza, en el departamento de Guaymallén. Así, día a día, Nucete se convirtió en líder, llevando a los argentinos el auténtico sabor de la mejor aceituna mediterránea: apetitosa, nutritiva y con infinidad de aplicaciones.

El fundador de la empresa, don José Nucete Santiago, como tantos inmigrantes que llegaron al país a mediados del siglo pasado, sembró estas tierras con iniciativa, sueños y mucho trabajo.

Combinando tradición y evolución tecnológica, la calidad de los productos Nucete fue el resultado de dos factores: utilización de la aceituna argentina controlada por sus técnicos y esmero en el proceso de elaboración y envasado.

En las cercanías de la cordillera de los Andes, una región ideal para el cultivo de las mejores aceitunas de las variedades Arauco y Manzanilla, Nucete produce aceitunas verdes y negras, enteras y descarozadas, rellenas y en rodajas.

Actualmente, el grupo Nucete posee implantadas 2.023 hectáreas, bajo riego por goteo, con la más actualizada tecnología, en las cuales se cultivan más de 486.000 olivos.

La recolección de aceitunas se efectúa en la época de óptima maduréz, preferentemente en los meses de febrero, marzo, abril (aceitunas verdes) y mayo (aceitunas negras). Esta actividad se realiza a mano, aceituna por aceituna, para evitar los posibles golpes o rasguños en la piel del fruto.

Nucete cuenta con una capacidad de producción instalada que supera los 30 millones de kilos y con una capacidad de envasado, en sus distintos formatos, de 2,5 millones de cajas por año.

La empresa posee dos plantas de elaboración situadas en Guaymallén (Mendoza) y Aimogasta (La Rioja), dotadas de las técnicas de elaboración y envasado más modernas e higiénicas del mercado.

La empresa cuenta con una dotación de más de 700 empleados en toda la organización, cubriendo las áreas industriales, administrativas y comerciales. Desde sus fábricas, el grupo procesa y envasa sus productos en prácticamente todos los formatos que el mercado demanda, desde el frasco más pequeño hasta envases para utilización institucional o catering e incluso a granel para uso industrial.

Nucete es el mayor elaborador de aceitunas de la Argentina. Lidera el mercado interno con una participación superior al 45% a través de sus marcas más importantes: Nucete y Cébila.

Nucete se dedica a la elaboración de aceitunas de mesa (verdes y negras, enteras, descarozadas, en rodajas rellenas con morrón o anchoas), encurtidos (pickles, cebollitas, pepinos, cornichón, ajíes en vinagre, berenjenas, alcauciles) y aceite de oliva. Además, comercializa ananá, palmitos y morrones en lata, alcaparras y espárragos.

Además, es el principal exportador de aceitunas de Argentina, tanto a granel (tambores) como en producto elaborado y fraccionado con marca propia y de terceros.

Fuente: http://www.nucete.com.ar/historia.html