Sociedad

El gobierno de La Rioja suspendió a 230 trabajadores por hacer protestas

El gobierno de La Rioja suspendió por 24 horas a más de 200 trabajadores de la salud del nuevo Hospital de la Madre y el Niño que habían reclamado en la calle una reducción en la jornada de trabajo.

Los afectados eran 230 empleados que soportarán los descuentos salariales que aplica la gestión de Luis Beder Herrera cuando se llevan a cabo medidas de acción directa.

Roberto Carrizo, titular del gremio Ser Salud, informó este jueves que la medida del Ministerio alcanza a “enfermeros, técnicos de laboratorio y persona de quirófano” del Hospital que decidieron hacer un acampe frente a la institución y hoy marcharán por las calles del centro de la ciudad y frente de la Legislatura.

Carrizo explicó que los trabajadores de la salud pretenden que se les aplique a ellos el mismo acuerdo de reducción de la jornada laboral que ya se dispuso para los médicos, a cambio de evitar aumentos de sueldos.

La medida tomada por el ministro de Salud, Marcos Perera, es “arbitraria y violatoria de las leyes nacionales que nos amparan, como la ley nacional de enfermería que prevé una carga horaria de seis horas y para rayos de cuatro horas, pero todos están trabajando ocho”, dijo el dirigente.

La suspensión afectará el presentismo y los adicionales no remunerativos que integran la mayor parte de los sueldos públicos en La Rioja. A pesar de la suspensión, el hospital estaba atendiendo pacientes.