Escenario político: Las cartas sobre la mesa

Publicado por

De un día para otro las aspiraciones electorales salieron a la luz en La Rioja. Quien dijo ser, lo ratificó; quien dudaba también, y así cada uno de los actores aliados o no se ponen a consideración de la sociedad, a raíz de la sospecha que se adelanten las elecciones para mitad de año. El presidente Mauricio Macri pretende que se concreten en octubre con las nacionales.

El intendente Alberto Paredes Urquiza con su Encuentro por La Rioja camina la provincia, a través del acompañamiento de ex bederistas, viejos conocidos también de él, por su pasado al lado del ex gobernador Luis Beder Herrera. Mientras eso sucede, Paredes Urquiza tiene la mochila de la gestión municipal, sin recursos, y por ello, habló para sorpresa de todos con el ex presidente Carlos Menem. Busca que alguien ablande el corazón del gobernador Sergio Casas.

Con un estilo distinto al usado por más de 30 años, Luis Beder Herrera casi dejó de lado su obligación en la Cámara de Diputados de la Nación para dedicarse de lleno a su candidatura con el partido Demócrata Cristiano. Anda casi solo por los barrios y localidades del interior con el propósito de recordar lo que hizo y ponerlo en valor ahora en tiempos de crisis. Es una aventura con la esperanza de sumar gente a su proyecto con una campaña casi gratis.

Y como siempre continúa Julio Martínez, a quien Paredes Urquiza lo desafió para que vayan a internas. El senador lo menos que quiere es un desgaste, más allá que lo salpica (casi nada) la administración de Mauricio Macri. Será el candidato de Cambiemos con la estructura tradicional del radicalismo, clave en cada uno de los pueblos, y quien lo secundará es secundario (la Nación dice que el intendente de la Capital lo será más allá de lo que diga).

En ese marco, surge la candidatura de Sergio Casas, que a decir del propio gobernador no modificará la Constitución provincial para presentarse. El gobierno hizo consultas en la Casa Rosada y en la Corte por el artículo 120 (mandato) y según asegura el casismo, no hay ningún impedimiento.

DpRMql7XgAIbIR4

¿Cuál es la explicación? Casas fue vicegobernador de Luis Beder Herrera y ahora es gobernador (secundado por el vicegobernador Néstor Bosetti). El artículo 120 habla de reciprocidad entre las mismas personas para quedar impedidos de otro mandato. Según los abogados del gobierno, Casas está en su primer período como mandatario y está habilitado para ir por otro, al leer muy fina la letra constitucional.

Según dice la Casa de Gobierno, es casi lo mismo manifestado por un ministro macrista y un juez peronista.

DpRMqymW4AEHFpq

Por este motivo, el gobernador se puso al frente del Partido Justicialista para recorrer cada uno de los departamentos con una salvedad: que casi todos estén encolumnados. Allí aparece el juego de la mesa chica del casismo para que eso pase. Ariel Puy Soria, Gastón Mercado Luna, Fernando Rejal, entre otros, son los acomodadores de las butacas en el palco principal para que Casas vea que lo apoyan para ir por la patriada en el 2019. Ese sistema se imitará en cada una de las cabeceras departamentales con el correr de los días.

Julio podría ser el mes de las elecciones, mientras Bosetti pidió internas en el PJ para definir las candidaturas, a lo que Casas lo apoyó. El presidente del Justicialista las convocatoría, aunque nadie se presentaría, con el fin que el actual gobernador sea quien encabece la fórmula. Su compañera natural es Florencia López y su necesidad por los votos es la chileciteña Silvia Gaitán.

En ese escenario también están los partidos con menos estructuras que salen a la cancha.

Por ahora están con sus cartas sobre la mesa el macrismo puro con Martínez, el peronismo disidente macrista con Paredes Urquiza, el viejo peronismo con Beder Herrera y la renovación peronista (como se titulan) con Casas. Tres expresiones justicialistas y una radical para enfrentarse en las urnas.