Panorama político: El peronismo que jamás nadie votó

Publicado por

Hace calor en la ciudad en una primavera que anuncia un verano complicado. Los vecinos de la zona del teatro municipal y del Sindicato de Luz y Fuerza están enojados por el corte de calles dispuesto por la Municipalidad y la Policía respectivamente. Es el Día de la Lealtad peronista con dos actos distintos en todos los aspectos a pocas cuadras.

Armando Molina, ex viceintendente, saluda por la calle Alberdi y supervisan la previa del acto casista el ministro de Producción, Fernando Rejal, y el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria.

La muchedumbre se mezcla por la avenida Ortiz de Ocampo, ya que se pidió que no haya movilización, pero la “casualidad” de combis lleva que los del interior y los paredistas están en un mismo punto para luego dirigirse a sus respectivos actos.

Aparece Ramón Vera, ex diputado provincial, y trae novedades de los movimientos peronistas en el macro centro de la ciudad, mientras que el quintelista Ernesto Pérez ya había tomado un café con la radical Cristina Salzwedel entre chicanas por encuestas y un diálogo político en el ACA.

Militantes alineadas a la diputada Teresita Madera caminan hacia el sindicato de energía y el ex bederista Felipe Álvarez hace lo propio a cuatro cuadras de allí. Unos van y otros vienen, pero tratan de decir presentes en los sectores adonde están representados.

Carlos Luna dicta una cátedra de peronismo en el teatro paredista y los gremialistas hablan de Perón en el evento casista. Una competencia que se nota en las emisoras que retransmitieron los dos actos.

Alguien avisa que el gobernador Sergio Casas se traslada al gremio y el diputado nacional Luis Beder Herrera, que no fue invitado, está con un grupo de niños en un barrio de la ciudad.

Casas había llegado junto a una comitiva riojana desde Tucumán y a paso firme también avanza el intendente Alberto Paredes Urquiza, a su convite partidario.

Los automovilistas preguntan por los atascamientos y los comerciantes se entregan a la movida peronista en una tarde noche de un 17 de octubre.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El peronismo camina por sus calles en una ciudad que hace poco tiempo votó por el presidente Mauricio Macri y hoy en casi todos los sondeos, lo oculta. Es el mismo partido que gobierna La Rioja desde el regreso de la democracia y es criticado por propios y extraños, aunque uno de sus más cuestionados referentes en las mesas de café, como el ex gobernador Luis Beder Herrera, había logrado el 67% de los votos para su reelección.

Se trata de la agrupación política que lo tuvo a Carlos Menem como tres veces gobernador de la provincia y dos veces presidente de la Nación. Es el mismo Menem que hoy ocupa una banca en el Senado de la Nación, que alguna vez llenó la avenida Rivadavia y que La Rioja siempre lo apoyó en las urnas.

El Justicialismo es el de casi todas las intendencias y de la mayoría de las bancas en la Legislatura provincial, que además estableció la denominada Quincenita y que actualmente paga casi 100 mil sueldos estatales.

Cada uno de los jefes comunales, de los legisladores y del gobernador y vice -que son del PJ- están por el voto popular. Casas llegó junto a Bosetti al vencer al radical Julio Martínez cuando se adelantaron las elecciones.

Debe ser el único partido que afiliados de otros partidos -valga la redundancia- opinan y hasta lo acusan de cada hecho en la provincia y en el país.

En el 2001, La Rioja hizo la punta al emitir el bono Evita que posibilitó que se garantizara el pago de salarios, a raíz de la devaluación de Fernando de la Rúa; como así también en el final de la década de los ´80 de la salida de Menem de la Gobernación para asumir como titular del Poder Ejecutivo nacional en reemplazo del radical Raúl Alfonsín por la hiperinflación (5000%).

Un sector de la clase media es la que siempre tiene en la mira al partido de Perón, aunque sea quien le alquila los locales o es proveedor del Estado, ese que administra el peronismo.

Desde 1983 hasta la fecha el peronismo ganó cada una de las elecciones provinciales frente a una oposición que buscó los mejores hombres y mujeres para contrarrestar el aparato oficialista. Sólo los riojanos le dan dado oxigeno a la oposición en los comicios legislativos nacionales.

El partido que está impregnado en cada punto de la provincia fue votado por los riojanos, a pesar que -como a Macri- se oculta el voto.