La indefinición, es la principal preocupación del peronismo

Publicado por

En la sede de la Casa de Todos solo se sabe que casi todos los integrantes del Consejo Provincial del Partido Justicialista renunciaron para que se produzca una acefalía, con el fin de sacarlo de la cancha a su presidente Luis Beder Herrera.

Tras esa jugada de la Casa de Gobierno, el gobernador Sergio Casas fue consagrado titular del peronismo, aunque solamente él, ya que los demás cargos también están sin ocupar. De allí en más nadie sabe nada.

Casas salió a unificar las actividades institucionales con actos políticos en los principales departamentos con el propósito de marcar que el partido está vivo frente a las recorridas electorales de Alberto Paredes Urquiza y Beder Herrera. Fue hasta Chilecito y terminó con el acto por el Día de la Lealtad, que no estaba en planes de nadie.

En el Justicialismo todos se miran por el futuro político, ya que la mesa chica del casismo juega que Casas irán por otro mandato, mientras se acrecienta el rechazo por esa posibilidad: el propio vicegobernador Néstor Bosetti lo desechó.

Los intendentes que ponen en juego su poder departamental y los diputados que deben renovar sus bancas ya empiezan a realizar sus jugadas internas con el fin que el letargo de la sede de la calle Perón no los deje afuera de todo.

El quintelismo saldrá con candidatos propios en la Capital sin esperar que el casismo defina que hará con el partido. Golpeó la fotografía entre Ernesto Pérez y la mano derecha del senador Julio Martínez, ya que el radicalismo pretende que Inés Brizuela y Doria sea candidata a intendenta. ¿Los Q socios de UCR?.

Todos se hablan en forma subterránea para no molestar al primer piso de la Casa de Gobierno y hasta averiguan de partidos disponibles. El ex intendente de Arauco, Nicolás Martínez, tiene el partido Lealtad y Dignidad que ha sido utilizado como muleto por el justicialismo en otras oportunidades.

Dpx7YklUUAAy_j4

Cada vez que sube la espuma de los interrogantes aparecen trascendidos que la interna en el PJ está a la vuelta de la esquina, aunque los propios peronistas no tienen en su cabeza hacer campaña en verano, y más en el enero y febrero chayero en La Rioja. Hasta se dijo que en noviembre había lanzamiento por la reelección casista.

En la provincia tampoco se sabe si adelantarán las elecciones, como si lo harán las mayorías de las jurisdicciones no macristas para no pegarse a las nacionales.

La convocatoria a comicios provinciales es una facultad exclusiva del gobernador y se debe realizarse 90 días antes (tres meses para ser claro de la fecha). Por eso, el final de año complica para internas justicialistas porque se saldría de un comicio para ir a la más importante, que es el poder en la provincia.

Paredes Urquiza tiene su partido Encuentro por La Rioja y Beder Herrera está con Democracia Cristiana, que es el mismo que se utiliza también en Río Negro. Por este motivo, están tranquilos por la indefinición peronista.

En el peronismo casista todos esperan que Casas se pronuncie al respecto, ya que se fue octubre y noviembre es como decir diciembre, y el verano se extiende hasta el marzo de las clases, para comenzar abril como el año calendario.