Los gestos de Frigerio con Casas por la reelección de Macri

Publicado por

No es sólo en La Rioja sino en cada provincia gobernada por el peronismo. El gobierno nacional cambió la forma de la relación institucional con la oposición mediante el nexo directo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

La Casa Rosada frente al marco de la situación económica del país trata de compensarlo con la relación política en cada una de las provincias con el propósito que el presidente Mauricio Macri intente su reelección con éxito.

Frigerio desembarcó en La Rioja durante un encuentro con mandatarios provinciales del NOA por el corredor bioceánico que en otra etapa no se hubiera producido. Se había dicho que se trataba de un fuerte gesto nacional con la provincia. El beneficiado fue el gobernador Sergio Casas que desde principio de año abrió el diálogo con otro estilo (diferenciado del vocabulario del ex gobernador Luis Beder Herrera con el Presidente).

Tras de esa convocatoria riojana, el mandatario provincial fue recibido por Frigerio en la Casa Rosada, quien le limpió el panorama para que La Rioja tenga garantizado los recursos extras en el presupuesto nacional. Ya no hubo tantos gritos para que ello suceda, todo lo contrario (está plasmado en el proyecto que se discute en el Congreso).

De esa forma, el casismo gobernante reconstruyó la relación institucional -que podría transformarse en política- con el gobierno de Macri.

La aventura reeleccionista de Casas se sabe desde hace unos meses en Balcarce 50 y por este motivo, la mesa chica del gobierno no duda en plantear esa posibilidad. Los representantes de Cambiemos locales no piensan lo mismo.

DotGn6_W4AAB6sd

Macri se dio cuenta para disgusto de sus socios radicales, como de Elisa Carrió, que necesita del peronismo para gobernar e ir por otro período. Así tuvo cabida la Liga de Gobernadores que le han torcida la muñeca al jefe de Estado en algunas decisiones que había tomado.

Casas es cuidadoso a la hora de criticar al Presidente y lo hace en base a lo que se escucha, mientras que impulsa un frente electoral con legisladores macristas en La Rioja.

Al macrismo puro nacional sólo le interesa cuatro años más de Macri y todo lo demás que se discuta en cada una de las provincias, como hasta ahora, más allá de los deseos de los dirigentes locales de arrebatarle el poder al peronismo. Por lo cual, un casismo macrista no es descabellado pensar o viceversa.