El PRO con más internas que el PJ en La Rioja

Publicado por

Siempre se caracterizaba por el silencio reinante en la sede de la calle Santiago del Estero, salvo alguna manifestación gremial contra los despidos. El movimiento casi siempre se centraba en alguna charla o reunión partidaria. Sin embargo, todo se ocultaba debajo de la alfombra en el partido del presidente Mauricio Macri.

Cuando el PRO, que es socio de la UCR en Cambiemos, se aprestaba a las elecciones internas prorrogadas para el 4 de noviembre han salido a la luz una feroz pelea interna que supera los habituales desencuentro del Justicialismo riojano.

Julio Sahad va por otro mandato partidario, aunque se lo pretende arrebatar Renzo González, pero mientras se da la campaña electoral renunció el vicepresidente, un supuesto socio del actual diputado nacional.

Se trata de Eduardo García, quien no dudó comparar al empresario macrista con el ex gobernador Luis Beder Herrera.

 

 

Casualmente la salida del vicepresidente se produce cuando la diputada nacional Karina Molina se hizo ver con el operador político del gobierno, Ariel Puy Soria, quien impulsa el armado de un frente electoral con todos aquellos que se fueron del peronismo.

Molina -casi sin participación partidaria en el macrismo- es de extracción justicialista y el año próximo vence su mandato como legisladora nacional. El gobernador Sergio Casas está dispuesto a recibirla con los brazos abiertos con el guiño de la Casa Rosada.

 

 

De esa forma, el PRO empezó a copiar las internas del peronismo, aunque se construyó bajo la prédica de la “nueva política”. Muchos están desencantados con el macrismo, especialmente en la capital provincial, adonde recibió un apoyo mayoritario, pero con el pasar de los meses el deterioro económico golpea también a sus propios votantes.