La negociación electoral con la Nación es con el gobernador como candidato

Publicado por

La idea fija que existe en el gobierno provincial es preservar el poder provincial con el gobernador Sergio Casas como candidato del Partido Justicialista y con libertad de acción electoral para arriba. Ese es el avance del acuerdo político, electoral y económico con el gobierno nacional que subió un escalón con la votación por el presupuesto nacional.

Hasta este viernes, el operador político y actual secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, permaneció en Buenos Aires con el propósito de continuar con el entendimiento político con la administración macrista, tras el trabajo silencioso del ministro de Producción, Fernando Rejal, ex diputado nacional, que accionó sus contactos el miércoles pasado en el Congreso de la Nación.

Sin trajes de ocasión y ropa sport, la misión riojana se puso como objetivo los recursos para el año electoral y luego oficializar el llamado a elecciones provinciales, que tranquilamente pueden coincidir con los comicios nacionales a presidente y vice, y en el caso de La Rioja además por tres diputaciones nacionales. Deben renovar sus bancas Karina Molina y Héctor Olivares por Cambiemos, y Luis Beder Herrera por el Partido Justicialista.

La Casa de Gobierno local entusiasma a los diputados provinciales e intendentes que lo más importante es mantener el control de la provincia, como así también de cada uno de los departamentos. Por este motivo, poco y nada habla de candidaturas nacionales, como es la de presidente y vice, ya que en su cabeza está que el PJ local puede presentar una boleta corta.

Pero pone como condición que Casas será el candidato del PJ, pese que Cambiemos local y Encuentro por La Rioja irán a la justicia si eso aconteciera. Hasta el propio Luis Beder Herrera dijo que el gobernador no tiene chances. Sin embargo, el gobierno está embarcado en esa misión con reuniones de alto vuelo político-judicial en la Capital Federal.

Es casi la misma estrategia que se dio cuando Carlos Menem pudo ser candidato a senador, luego de la presentación judicial del macrismo en La Rioja.

Inés Brizuela y Doria es la que más se pronuncia contra una reelección del mandatario provincial y Julio Martínez no cambia (deja que los otros hablen) y Alberto Paredes Urquiza de gira municipal por España no ocultó su alegría por el triunfo de los abogados “independientes”, ya que tendrán el trabajo sucio judicial para impedir un 2019 para el casismo.

Hasta ahora, Casas mantuvo la expectativa en su sector (intendentes y diputados, como parte de la dirigencia), y por eso, se llegó a los dos últimos meses del año con la estrategia que habrá reelección, aunque el diputado provincial Ricardo Quintela avisó que en el caso que falle la estrategia, él se presentará en una interna en el Justicialismo, que no hay fecha por lo menos conocida.

Los movimientos casistas han sorprendidos a propios y extraños, ya que nadie sabía del buen diálogo con el nuevo hombre fuerte de la Presidencia, como es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Seguramente, el Gobierno de La Rioja esperará la otra media sanción del presupuesto en el Senado y ya con los fondos en un papel empezará a delinear qué pasará con el año electoral, su posición y si es verdad que sin Casas como candidato, el PJ no estará con una boleta en las urnas, como dice el entorno casista.