El Congreso del PJ consagraría a Casas a la espera de la reacción judicial opositora

Publicado por

El Congreso Provincial del Partido Justicialista (PJ) aguarda el envío de sendas notas firmadas por la mayoría de intendentes y diputados provinciales que solicitan la reelección del gobernador Sergio Casas.

Salvo los intendentes Alberto Paredes Urquiza (Capital) y Alberto Godoy (Famatina) y del diputado Marcelo del Moral (Castro Barros), el peronismo alineado al gobernador se prepara para un fin de año intenso, ya que lo consagraría a Casas como candidato del Partido Justicialista.

Se trataría de otro paso en la estrategia casista para desembocar en el año entrante, con el fin de buscar otro mandato al frente de la Casa de Gobierno.

A través de un congreso partidario, presidido por el ex vicegobernador Miguel Ángel Asís, los congresales peronistas levantarían la mano por Casas a la espera de la embestida de la oposición, ya que rechaza cualquier intento reeleccionista.

El Justicialismo cree que Cambiemos y Encuentro por La Rioja irán rápidamente a la justicia para que se expida por el mandato gubernamental, al considerar que la Constitución se lo impide, aunque ya se iniciará la feria judicial, por lo cual todo quedará para el año entrante.

El Ministerio del Interior asegura que las elecciones en La Rioja se harán en mayo. Por lo tanto, Casas estaría en la boleta del PJ y con la oposición caminando los pasillos de la Corte Suprema de Justicia.

Casas todavía no se pronunció sobre la fecha de los comicios, pero el desdoblamiento de la mayoría de las elecciones provinciales del 2019 empezó a tomar forma con las legislativas del año pasado, cuando Cambiemos se impuso al PJ en varios de sus bastiones.

Los gobernadores tomaron nota y empezaron a pensar en despegarse de la pelea nacional. Esto se profundizó ante la falta de un candidato fuerte del peronismo federal.

CvpjmIpXgAAvGNB

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, convocó a elecciones para el 19 de mayo próximo, un mes antes del hipotético cierre de listas nacional. Los pampeanos abrirán el calendario en pleno verano: las primarias serán el 17 de febrero.

Antes lo hicieron el sanjuanino Sergio Uñac (las primarias serán el 31 de marzo y la general el 2 de junio) y el chubutense Mariano Arcioni (primarias el 17 de marzo y general el 19 de mayo), aunque a éste último Cambiemos y el kirchnerismo le voltearon la convocatoria.

Todo indica que el calendario electoral 2019 lo abrirá Catamarca. Allí, se votaría a gobernador en marzo y, si no se modifica la ley, las primarias serán en enero. Pero Lucía Corpacci apura una modificación para eliminar las PASO, una jugada que complicaría a Cambiemos. Podría aprobarse en los próximos días.

En abril podría ser el turno de Neuquén, donde por ahora la atención está centrada en la interna del oficialista MPN que se realizará el próximo domingo y donde se enfrentan el gobernador y el vice. El resultado será decisivo para la confirmación de la fecha de las elecciones provinciales.

Además de La Pampa y Chubut, en mayo también irían a las urnas Misiones, La Rioja y Tierra del Fuego. Podría sumarse Córdoba, si es que Juan Schiaretti empuja una nueva reforma electoral. Con la actual legislación podría convocar entre el 16 de junio y el 6 de octubre, aunque hay rumores de que la idea es que la elección sea el 12 o 26 de mayo.

En junio habría elecciones en San Juan (el único confirmado), Chaco, Santa Fe, San Luis, Tucumán, Río Negro (también podrían ser en mayo) y Entre Ríos. En éste último caso, el gobernador tiene la facultad de convocar a primarias el 14 de abril y general el 9 de junio o unificarlas por la nacional. Se inclinaría por la primera opción.

Las únicas provincias gobernadas por la oposición que irían a votar el mismo día que las elecciones nacionales serían Santa Cruz, Formosa y Salta. En las dos primeras porque sus gobernadores están alineados con Cristina Kirchner y apuestan a beneficiarse llevándola en sus boletas. En Salta es parte de la estrategia presidencial de Juan Manuel Urtubey, a pesar de que la provincia solía votar en la primera parte del año.

La duda todavía persiste en las oficialistas Mendoza y Jujuy. Por ley la primera debería ir a las urnas en septiembre (con primarias en junio) pero el gobernador Alfredo Cornejo todavía no definió si hace caso a los deseos de la Casa Rosada y unifica. En tanto, Gerardo Morales también se inclinaría por adelantar, preocupado por la caída de la imagen de Macri.

En la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta tiene la facultad de adelantar las locales pero no lo haría. En cambio, María Eugenia Vidal enfrenta pedidos de buena parte de su espacio para que desdoble los comicios y no arriesgue a perder la provincia por la polarización de Macri y Cristina.