Los 17 puntos que suenan por “Sergio sigue” obligan a Martínez y Paredes Urquiza asociarse

Publicado por

Juan Manuel Urtubey se encargó de decir que estaba a gusto en La Rioja, como si estuviera en su Salta. La gestión realizada por la diputada provincial Teresita Madera había dado sus frutos, ya que fue quien invitó al gobernador salteño y precandidato presidencial a visitar la provincia.

Urtubey almorzó con su par riojano, se reunió con la dirigencia que responde a Sergio Casas, firmó convenios y luego le abrieron las puertas de un gran escenario: el Superdomo.

Pese que la Confederación Argentina de Basquetbol no estaba feliz por la presencia de un precandidato presidencial, el salteño se hizo ver junto a Casas, uno de los integrantes de la flamante Liga Federal de Gobernadores.

Se trata del primer desembarco, de una serie de mandatarios que se darán, por la campaña “Sergio sigue”.

Los mandatarios provinciales recibieron sondeos del Ministerio del Interior y la mayoría de los peronistas, que dialogan con la Casa Rosada, a través de Rogelio Frigerio, se reeligen en sus cargos, hasta el riojano.

Hasta acordaron adelantar las elecciones, mientras que en La Rioja se harían el último domingo de mayo (Córdoba lo hará el 12 de mayo).

Según el macrismo nacional, Casas supera por 17 puntos a la sociedad Julio Martínez (senador nacional) y Alberto Paredes Urquiza (intendente). Traducido: el gobernador les gana a los dos juntos, según esos números oficiales.

Casas primero no estaba convencido de ser candidato, ya que habrá un escenario lleno de impugnaciones judiciales, pero el casismo defenderá el argumento que el 10 de diciembre de 2019 termina el primer mandato.

Lo mismo se habló con Frigerio y con abogados constitucionales con oficinas ubicadas en la misma vereda de la Corte Suprema de Justicia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esos mismos 17 puntos que comenta un ex funcionario con ingreso a la Casa Rosada, que no trabaja para nadie en La Rioja, provocó un sacudón en la oposición, ya que los últimos anuncios de Casas lo llevaron a una curva ascendente en todas las encuestas.

Otro dato que no puede pasar desapercibido: los riojanos no rechazan una reelección del actual mandatario. También lo saben en la Unión Cívica Radical y la Municipalidad, mientras que el PRO se aleja de esa sociedad.

Por este motivo, Martínez y Paredes Urquiza volvieron a estar juntos, tras varios días, sin la participación de Julio Sahad, quien acusó al intendente por su injerencia en las elecciones internas del PRO.

La campaña “Sergio sigue”, que va de la mano del plan oficial “Buenas noticias”, está escrito en algunos cuadernos de la Casa de las Tejas. Es un paso a paso, que este jueves tuvo un encuentro del Congreso del PJ para alentar el mandatario peronista.

Ya pasaron todos los anuncios salariales para los estatales, y de créditos para privados y universitarios. Todavía faltan otros para el tercer mes del año que viene, y antes festivales en todos lados, que serán uno de los ejes de la campaña electoral.

Datos políticos

  • Existe un acuerdo con la Nación por el adelantamiento de las elecciones. Pasará en la mayoría de las provincias peronistas.
  • La Rioja como otras jurisdicciones no apoyaría directamente a un candidato presidencial, aunque recibió al salteño Juan Manuel Urtubey.
  • Sergio Casas charló sobre el artículo 120 (mandato) con Rogelio Frigerio y por eso, la Nación se podría hacer la distraída con la jugada casista.
  • Los $4.240 millones en el presupuesto nacional es una respuesta a los movimientos del gobierno.
  • Sergio Casas se recibió de gobernador al convencer a la sociedad que no es un empleado de Luis Beder Herrera.
  • El verano será netamente político con activa participación de los gobiernos provincial y municipales.
  • En un año Julio Martínez perdió la oportunidad de ser gobernador y en dos meses Alberto Paredes Urquiza está en caída libre por su gestión municipal.
  • Si no es Sergio Casas ¿quién puede serlo en el PJ? La pregunta que dice la Casa de Gobierno que no tiene respuesta.
  • Las cartas están sobre la mesa.