Frigerio dice que Macri está de acuerdo con sumar a gobernadores del PJ a Cambiemos

Publicado por

Cada día queda más en evidencia el acuerdo no escrito entre el presidente Mauricio Macri con los gobernadores peronistas, la mayoría dialoguistas con la Casa Rosada, a través del Ministerio del Interior.

La Rioja se plegó a ese grupo de provincias justicialistas con buena relación con el gobierno nacional mediante la recomposición de los guiños políticos e institucionales entre el gobernador Sergio Casas y el ministro Rogelio Frigerio. El guiño es los $4.240 millones extras en el presupuesto nacional para la provincia.

En las últimas horas, en diálogo con Radio Nacional, Frigerio se pronunció por “ampliar la base política con aquellos que comparten valores y un mismo destino para nuestro país”, y dijo que el presidente Mauricio Macri “está de acuerdo con esa posibilidad”.

“Creemos que hay argentinos que a lo largo y a lo ancho de este país que puedan querer sumarse”, y que “eso no tiene que ver necesariamente con qué gobernador hay que ir a buscar”, dijo al ser consultado sobre las adhesiones de algunos gobernadores al espacio peronista Alternativa Federal, liderado por el gobernador Juan Manuel Urtubey (Salta), y que se sumó Casas, entre otros.

Para Frigerio, la conformación de alianzas, “no es un álbum de figuritas que uno llena con dificultades, hay que ampliar la base de sustentación e ir a todos los rincones del país porque también hay un montón de dirigentes a nivel local con los que se puede construir”.

Además, indicó que “hoy los argentinos no tienen la cabeza en eso”, mientras la UCR agita la interna con el PRO dentro de Cambiemos.

 

DtcqblfXgAI9TcL

 

En ese marco, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, mantiene el silencio y la advertencia hacia adentro de que no aceptará ningún acuerdo que acerque al oficialismo con el PJ.

“Mantiene su postura, nunca quiso saber nada con el PJ”, aseguraron allegados a la diputada nacional sobre la posibilidad tender puentes con el peronismo de cara a las elecciones de 2019.

La aclaración surgió a partir de las declaraciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que en una entrevista con NA afirmó que “hay que ampliar la base de sustentación política de Cambiemos” y dijo que su objetivo es sumar dirigentes del Justicialismo.

Carrió está molesta con Frigerio por cómo manejó la negociación del Presupuesto 2019, ya que a su entender hizo muchas concesiones al PJ, y también por sus constantes “intentos de acercar” peronistas al frente oficialista.

Pese a su bajo perfil de las últimas semanas, la líder de la CC dejó trascender que ella ya les había advertido a radicales y macristas que el peronismo se traía algo entre manos con el Consejo de la Magistratura.

Fue a través de la diputada nacional Marcela Campagnoli, que este jueves dijo que el Gobierno “se preocupó demasiado por el Presupuesto”, pero “el PRO y la UCR no vieron venir la maniobra”.

Para la chaqueña, el arrebato de una silla en el Consejo de la Magistratura “fue la segunda parte de un plan” del PJ para “garantizarse impunidad” y culpa a sus socios por no haberlo impedido.

El primer paso de ese proyecto opositor fue haberle impedido asumir como presidenta de la comisión bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público, a principios de octubre pasado.

Carrió evalúa que todo está unido, pero en la Casa Rosada la culpan a ella por haber impugnado al juez santiagueño Sebastián Argibay y molestar con eso al gobernador Gerardo Zamora, quien luego instruyó a sus diputados para acompañar el emprendimiento peronista y aportar respaldos fundamentales a la mayoría opositora.

Carrió, la tercera pata del frente Cambiemos, hace “más de un mes que no es convocada” por la Casa Rosada para participar “de decisiones estratégicas”.