Se nacionaliza el operativo reeleccionista de los gobernadores de Río Negro y La Rioja

Publicado por

El diario Clarín tituló “Dos gobernadores buscan forzar las constituciones de sus provincias para ser reelectos”. Se trata de Río Negro y La Rioja para nacionalizar el operativo reeleccionista de ambos mandatarios.

En ese marco, el medio porteño explicó que “Alberto Weretilneck y Sergio Casas argumentan que una sola vez fueron elegidos ya que antes eran vicegobernadores”.

 

Dos gobernadores buscan forzar las constituciones de sus provincias para ser reelectos 02 12 2018 Clarín.com

 

Fueron vicegobernadores, luego electos al frente de sus gobiernos. La letra dura de sus constituciones dice que no pueden competir por otro mandato pero los dos anticipan que lo harán. Alberto Weretilneck, de Río Negro, y Sergio Casas, de La Rioja, tiene poco en común pero están hermanados por un deseo: los dos quieren “interpretar” las constituciones de sus provincias para buscar otro mandato.

El sueño de la re-re que agitó, sin lograrlo, Carlos Menem a fines de los ’90 pero del que gozan unos pocos y selectos gobernadores.

El recurso es igual: las cartas orgánicas de sus provincias permiten una reelección pero ellos plantean que solo fueron electos una vez para ese cargo, porque antes fueron votados como vices.

En 2006, Felipe Solá hizo esa lectura sui generis para buscar su reelección en la provincia: había asumido en 1999 como vice de Carlos Ruckauf, se hizo cargo del gobierno en 2002 y ganó la elección en 2003.

El jurista León Arslanian y el entonces ministro de Justicia Eduardo “Lalo” Di Rocco armaron un borrador con la tesis de que a Solá se lo votó como gobernador en 2003 por lo que podía volver a competir en 2007.

Al igual que en Buenos Aires, el artículo 120 de la Constitución de La Rioja y el 175 de la de Rio Negro dicen que gobernador y vice pueden ser reelectos una vez de manera consecutiva. La interpretación jurídica general es que la fórmula es indivisible y que la limitación alcanza a los dos.

Dato político. Cuando Luis Beder Herrera bendijo como delfín a Casas lo hizo para que solo tenga un mandato y deje vacante el lugar para que el ahora diputado nacional pueda regresar. Si Casas avanza y consigue el OK, ambos se enfrentarán: el gobernador por el PJ; Herrera con un partido propio.

En Río Negro, Weretilneck martilló con la postura de que fue electo una vez como gobernador. Empezó a explorar un camino que, si no se topa con un rechazo masivo, lo llevará al siguiente paso: cuando se cumpla el periodo para presentar listas, se anotará como candidato y la Justicia deberá resolver.

Martín Soria, candidato a la gobernación e Río Negro en 2019 por el peronismo.

Weretilneck hizo su carrera en el Frente Grande y de ahí llegó a convertirse en vice del peronista Carlos Soria. Tras la muerte del peronista, en 2012 quedó a cargo. El rionegrino promovió sucesores pero como ninguno parece competitivo frente a Martín Soria, abrazó la variable de una candidatura propia que había considerado jurídicamente imposible.

La intentona de Solá fracasó por la vía política cuando el obispo Joaquín Piña derrotó a Carlos Rovira en Misiones en una constituyente para permitir la reelección indefinida.