Fray Martín Bitzer: Mártires riojanos y el contexto histórico, social y eclesial de los años 60 y 70

Publicado por

“Han sabido participar dentro de ese contexto, han descubierto la misión propia de cada uno, son los cuatro componentes eclesiales, el laico que encontró el espacio para vivir su vocación laical, los dos sacerdotes, e inclusive el obispo, y todos ellos dentro de un mismo plan pastoral y en un contexto socioeconómico determinado. Han sabido vivir ese momento con intensidad, y con una doble fidelidad, fidelidad al Evangelio, al Magisterio de la iglesia y fidelidad también al hombre de hoy, a la persona, con la cual les tocó vivir en aquellos años 60 y 70, a nuestros mártires”.

El contexto geográfico de la pastoral de los mártires de La Rioja

Fray Martín explicó el contexto geográfico donde desarrollaron su misión los mártires riojanos: “Estamos ubicados en la provincia de La Rioja, la cual limita al norte con Catamarca, al oeste con la provincia de Córdoba, al sur con la provincia de San Luis, y al este tenemos la provincia de San Juan y la Coordillera de los Andes. Está marcada por las grandes cadenas montañosas, en particular de Famatina y de El Velazco, pero no podemos olvidar otras, como Sañogasta. En este espacio geográfico recorrido por Monseñor Angelelli y por todos los agentes pastorales de la época, tuvieron lugar los sucesos de aquellos años con el evento martirial“, indicó.

En este sentido, el Vicepostulador recordó que “En su única visita  Ad Limina a Roma, le presentó un informe al Papa Pablo VI, donde lo primero que le dice Angelelli, es que tiene que recorrer de una punta a la otra la región, para ser fiel a la misión que la Iglesia le ha encomendado”. “Él quería conocer a La Rioja no por estadísticas, sino por el contacto directo con la gente”, explicó Fray Bitzer.

“Angelelli dice en este informe: <Además siendo muy limitada su población, ciento cincuenta mil habitantes, por el penoso éxodo que tiene que hacer el pueblo riojano en busca de trabajo en otras latitudes de la Argentina, exige que el obispo deba estar permanentemente viajando por ciudades, pueblos, y pequeños grupos de poblaciones, para que se haga realidad lo dicho por el Evangelio: <Las ovejas me conocen y yo conozco a las ovejas>“.

Señaló también que “El evento martirial de los cuatro, se inserta en un clima extremadamente violento, que caracterizó no solo a la Argentina, sino también a varias naciones de América Latina, entre los años 60 y 80, se trató de una guerra sucia promovida por los respectivos regímenes presidenciales o militares, actuada mediante represiones violentas y sanguinarias, con la finalidad de eliminar todo tipo de protesta o disidencia para destruir la así llamada subversión. Que según estas personas -agregó- estaba agrupada, no sólo por los partidos políticos de izquierda y grupos guerrilleros de inspiración marxista, sino también por todo tipo de oposición de carácter cultural, político, religioso, social, sindical y universitario, involucrando en la misma, a varios extractos de las masas populares y también a aquellos que les eran cercanos por motivos religiosos y de misión pastoral”.

Fray Martín aclaró que “También hay que tener en cuenta que estaban estos grupos violentos, grupos de guerrilla, que mataron unas diecisiete mil personas”. “Yo creo que hay que decir todo lo que pasó en aquellos años y el contexto es complejo”.

“Pero yo me voy a limitar a hablar sobre aquellos que persiguieron y mataron a nuestros mártires”, destacó Fray Martín.

Citó lo que decía el Papa emérito Benedicto XVI: <Evitar la dictadura del relativismo, donde todo vale, todo es lo mismo>. “Esto es mentira, nosotros tenemos valores evangélicos, por eso es importante tener un oído atento al Evangelio”, expresó el sacerdote.

Finalmente, dijo que “Monseñor Angelelli tenía la capacidad de trabajar en equipo y de programar junto a otros la pastoral”, concluyó Fray Martín Bitzer, Vicepostulador de la causa de los mártires de La Rioja.