Solo palabras en el Consejo de Abogados por la reelección

Publicado por

Un foro de abogados desnudó la estrategia opositora sobre la intentona reeleccionista del gobierno peronista de La Rioja: solo palabras. 

Los hombres del derecho se habían imaginado un auditorio para despacharse contra la figura del gobernador Sergio Casas, pero no salió como lo pensado: aparecieron otros abogados con pensamiento disímil al oficialista del Consejo de Abogados, alineados en su mayoría al intendente Alberto Paredes Urquiza. 

Desde el día de la asunción su conducción quedó teñida de paredismo y su posición se enmarca en electoralista, a pesar que algunos miembros tratan de despegarse. 

Abogados no paredista buscan por todos los medios que el Consejo no se transforme en un búnker paredista, como ya sucedió en anteriores oportunidades, en la que la política partidaria tomó el control. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las palabras de muchos abogados se iguala al criterio del radicalismo y de la Municipalidad: no saben cómo plantarse frente a la posibilidad cierta de otro mandato de Casas, ya que lo que presumía que otro escenario nacional no se avanzaría en la aventura reeleccionista, está muy lejos. 

El peronismo, a través del Congreso, proclamó para que el gobernador sea el candidato del peronismo, pero no hay fecha ni la oficialización por parte del principal involucrado. 

 

Dtmei8nWsAUaLo8

 

José Tomás Yoma, ex vocal del Tribunal Superior de Justicia y hermano del embajador argentino en Perú Jorge Yoma, es claro a la hora de expresarse: el Consejo no es el ámbito para interpretar el artículo 120 de la Constitución sobre el mandato del gobernador sino es la justicia. 

Los abogados paredistas consideran que la justicia está muy relacionada con el casismo, pero le queda la instancia de la Corte. Sin embargo, el máximo tribunal puede decir que no puede pronunciarse sobre algo abstracto. Lo mismo piensan algunos abogados radicales. Por ello, solo se escuchan palabras como en las declaraciones radiales en un fin de año, adonde la gente (común) no piensa en la Constitución, aunque lo debería hacer.

 

DtmjWOtWkAAwMz7