Hasta Teresita Luna opina en el desdibujado Cambiemos

Publicado por

Nadie sabe quien lo conduce, lo que si se conoce que todos opinan. El partido del presidente Mauricio Macri hasta hace un año atrás tenía los rostros del potente Julio Martínez, de la desafiante Inés Brizuela y Doria y de la nueva cara Julio Sahad.

Martínez ya se sentía gobernador, Brizuela y Doria intendenta y Sahad el nexo con la Casa Rosada, hasta que algo pasó. Desde hace 365 días comenzó a desvanecerse la expectativa de cambio en la provincia, quizás tenga mucho que ver la situación financiera, pero además aparecieron nuevos actores políticos en la interna de los representantes del macrismo.

La última frutilla en el postre fue la ex vicegobernadora de Luis Beder Herrera y la ex senadora de Néstor y Cristina, Teresita Luna, que le pidió internas a Martínez, el candidato a gobernador del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“Es un momento en la provincia que tenemos poner nuestro granito de arena para construir un frente electoral. Todos vamos a tener que dejar lo personal de lado, me gustaría que se fuera a una interna”, señaló Luna, socia política del intendente capitalino Alberto Paredes Urquiza, en diálogo con Radio La Red.

Martínez y Brizuela y Doria quedaron en una encerrona por sus propios pecados, al considerarse poder cuando no lo habían construido. Hasta el radicalismo le discute su liderazgo, mientras que Sahad se dejó arrebatar el PRO, a través de un concejal declarado paredista, como es Renzo González. Hoy el PRO está intervenido y se deja trascender que Sahad pedirá el juicio político de González.

Llegó a tal punto Cambiemos que se asoció con aquellos que criticaba. No hay que olvidar que Paredes Urquiza era Beder Herrera hasta hace poco, más allá que se quieran dibujar discursos marketineros.

Felipe Álvarez, el fundador de los Beder Boy´s, también piensa como Luna, al solicitar la conformación de un bloque opositor. Eso sí, el peronismo reformulado es quien debe encabezar las distintas fórmulas.

La crisis política que afecta al radicalismo es evidente, ya que afiliados de antaño se reúnen en forma semanal con Gastón Mercado Luna, secretario general de la Gobernación del peronista Sergio Casas. Es decir, se sienten más representados por Mercado Luna que por la “nueva política” de los senadores nacionales.

Cambiemos aceptó el juego lógico que hacen los peronistas no casistas: buscar posicionarse. Por eso, Paredes Urquiza asegura levantar las banderas de Perón y Evita desde Roma, Teresita Luna desafía a Martínez reunida con Néstor Bosetti (el vicegobernador) y Álvarez sin cargo le da consejos de política.

Si los verdaderos representantes de Macri no despiertan del largo sueño, se dará lo que ya se dijo por esta página: el 2019 será una discusión entre peronistas.