El problema del PJ: No tiene candidato que genere expectativas en la sociedad

Se va el jueves y los títulos hablan de la enmienda constitucional, que no estuvo en el orden del día de la Legislatura, aunque se discutió puertas adentro del bloque de diputados Justicialistas.

Todos estuvieron atentos a los movimientos del peronismo en la Cámara de Diputados. Eso sí, aquellos que les interesa la política. El común de la sociedad está en su casa pensando con quien pasará las fiestas.

Si había aval a una enmienda, para luego trasladarla a una consulta popular, iba a disparar la campaña electoral, en la que nadie está preparado, ni Cambiemos.

En el partido del presidente Mauricio Macri, semana a semana cambia quien será el candidato entre Julio Martínez y Alberto Paredes Urquiza.

El peronismo sin Sergio Casas está en grandes problemas. El último fallo de la Corte sobre la Ley de Lemas advierte que se pronunciará en caso que se viole la Constitución nacional. Todos los ojos terminaron en el proyecto reeleccionista del gobernador.

Jorge Yoma, embajador argentino en Perú, lo advierte en su cuenta de Twitter, ya que también lo dice la edición digital de Clarín.

De allí en más, los no oficialistas destacan el respeto a la Constitución de sus representantes, pero solo pasó detrás de escena (no fue oficial) la discusión del peronismo riojano.

Desesperación podría ser la palabra para buscar una enmienda y la misma palabra a la hora de observar las encuestas.

El gobierno se cierra y lo manifiestan algunos dirigentes no casistas que el mandatario provincial es lo único potable que tiene el peronismo para retener la Gobernación. Y hasta se muestran más entusiastas con los últimos anuncios salariales.

Porqué está en gestión, se despegó de Luis Beder Herrera, empezó a gobernar y abrió un buen diálogo con la Nación son los argumentos que se dan en la Casa de Gobierno para contrarrestar cualquier “travesura” en la Cámara de Diputados.

Beder Herrera con alta imagen negativa y Ricardo Quintela (por lo conocido que es) como lo que podría venir, con baja intención de voto, el casismo de la nueva mesa chica remarca que con esos números, a decir verdad sus números, el peronismo entregará el poder político en La Rioja.

Lo ven más contricante a Martínez que al propio Paredes Urquiza, ya que el radical es el verdadero opositor al justicialismo; el otro aprovechó el momento.

Casas aprobó la estrategia que no se judicialice su reelección y por ello, avaló a Héctor Durán Sabas y Gastón Mercado Luna. Hasta lo habló con Adriana Olima.

La tradicional mesa política del casismo integrada por Fernando Rejal, Ariel Puy Soria, entre otros, no se enteraron o no los hicieron partícipes.

Cada uno trató de sacar su propia tajada en torno a la iniciativa de la Casa de las Tejas, especialmente aquellos legisladores que no se les vence el mandato el año entrante.

Y además hubo pases de factura entre funcionarios y legisladores, hasta con los operadores. Casas compartió un momento con algunos diputados, quienes prometieron que volverán a insistir.

Claro que la pelea en el peronismo está en pleno auge, pero además que no hay candidato, existe otro problema: el que maneja la caja es Casas que no es Ángel Maza.