El gasto en personal de La Rioja se mantuvo constante en términos reales

En el año que está cerrando, el gasto en personal se redujo en términos reales en casi todas las provincias y, en las que no bajó, se mantuvo constante. De todos modos, los recursos destinados a salarios explican, en promedio, el 48% del total.

Aunque las erogaciones de capital crecieron de manera importante, la media en todas las jurisdicciones alcanza al 13% del global. En 2019 la baja sería menor por la presión de los gremios para recuperar poder adquisitivo.

La ley de responsabilidad fiscal establece que todas las jurisdicciones del país deben mantener constante el gasto corriente primario en términos reales y el gasto primario total en el caso de las deficitarias (o con servicios de deuda superiores al 15% de los recursos corrientes).

Hace un año la Nación y las provincias se comprometieron a no aumentar la relación de cargos ocupados en el sector público existente al 31 de diciembre de 2017, respecto de la población proyectada de cada jurisdicción. Este dato será aportado no por las direcciones provinciales, sino por el Instituto Nacional de Estadística y Censos ( Indec ).

Una serie de consultas a estatales de diferentes provincias realizada por La Nación reveló que, al igual que los privados, rechazan el techo del 23% en las paritarias del año próximo acorde con la pauta del presupuesto . En general entienden que esa inflación podría ser superada y que, además, hay que recomponer la pérdida de poder adquisitivo de este año.

Para 2019, la expectativa es que las cláusulas gatillo se impongan en las paritarias estatales provinciales o bien que directamente se establezca que la suba salarial acompañará mensualmente a la inflación.

Un trabajo del Ieral -de Marcelo Capello y Lucía Iglesias- indica que la reducción real del gasto en personal fue en todos los distritos, salvo en Corrientes , San Juan , La Rioja y Neuquén , en donde se mantuvo constante. Las bajas más fuertes se registraron en Misiones (12%), Santa Cruz (11%) y Chaco (10%), mientras que en el resto la reducción fue menor al 10%.

Del total de empleo público en el país, alrededor de 66% corresponde a las provincias; hay que tener en cuenta que en los 90 la Nación le traspasó los servicios de educación, la seguridad y la salud pública. El 21% depende de la administración central y 13% de los estados municipales. Hay distritos en los que el trabajo estatal supera al privado, como Formosa , Catamarca y La Rioja (la relación es de 2 a 1); le siguen Jujuy , Santiago del Estero y Chaco, con una proporción de 1,5 a 1,4 por 1, y con poco más de uno Corrientes. Los datos son del Ministerio de Trabajo.

Si se mide el empleo público por habitante de cada jurisdicción, la mayor dependencia directa del Estado se repartió entre las norteñas Catamarca y La Rioja, con poco más del 16%; la Capital Federal, Tierra del Fuego y Santa Cruz en torno del 16%, y Jujuy y Neuquén 14 por ciento. Las provincias con menor concentración de empleados públicos fueron Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Misiones y Corrientes, entre 6% y 7% de sus habitantes.

Plata para obras

El gasto de capital en las provincias creció “significativamente” en términos reales en varias jurisdicciones, sin embargo, este tiene poca incidencia en el gasto provincial total (13% promedio). Santa Cruz es la provincia con mayor variación relativa, aunque desde niveles muy bajos de inversión en 2017. Luego sigue La Rioja. En el extremo opuesto se encuentran Chaco y Salta, con una reducción promedio del 41%, en términos reales, al tercer trimestre de este año.

Así, frente a la aceleración de la inflación de este año y a una evolución favorable de las transferencias nacionales y con un ajuste en salarios menor al de los precios, la mayoría de las provincias aprovechó para mejorar sus números fiscales en 2018.

En el conjunto de provincias, el gasto total subió 3,4%, en valores reales entre 2016 y ahora mientras que en el sector público nacional bajó 11,4%. Aunque el comportamiento resulta muy dispar según se trate de gasto corriente o de capital.

Para el gasto corriente, en el conjunto de provincias el alza fue de 4,7%, a valores constantes en esos años mientras el nacional se redujo 6,4%. En lo que respecta al de capital, cayó en ambos niveles de gobierno en ese período (-5,9% en provincias y -47,8% en Nación).

Ajuste provincial

  • Distrito por distrito: El gasto real en personal se redujo en casi todas las provincias, pese a que sigue siendo el 48% del total
  • Expectativas para 2019: El año que viene el ajuste sería menor, estiman los especialistas, porque habría más presión de los gremios para impulsar una recomposición del poder adquisitivo.