Santa Fé realizará una consulta popular sobre la reforma constitucional

Publicado por

El gobernador de Santa Fé, Miguel Lifschitz, confirmó la decisión de realizar una consulta popular sobre la reforma constitucional de la provincia. La misma, se realizaría en las próximas elecciones generales del 16 de junio.

La pregunta sería una: “¿Está de acuerdo con reformar la Constitución de la Provincia de Santa Fe?. Los electores podrán elegir entre “si” y “no”.

“La idea es aprovechar la etapa electoral del año que viene para que con la misma organización y los mismos costos hacer una consulta popular”, dijo Pablo Farías.

La consulta no será vinculante, ya que se trata de una herramienta que no contempla la actual constitución y no será obligatorio. Por otro lado, desde aclararon que se trata de una decisión del gobierno, que no deberá contar con el aval legislativo.

De esta forma, el gobierno de Lifschitz hará otro intento por reformar la carta magna, ya que hasta el momento todas las aspiraciones del ejecutivo quedaron truncas en la legislatura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pablo Farías, ministro de Gobierno de la provincia, destacó la idea de que la ciudadanía se exprese al respecto, ya que puede “ser muy importante a la hora de despejar” dudas y así “poder avanzar”.

Farías reconoció que el proceso por intentar reformar la constitución fue “importante y marcó la gestión del ingeniero Lifschitz”. En esa línea, subrayó que no se pudo concretar “por las diferencias que se plantearon en el ámbito legislativo”.

Respecto a la decisión de avanzar sobre la idea de un “plebiscito”, apuntó: “La idea es aprovechar la etapa electoral del año que viene para que con la misma organización y los mismos costos hacer una consulta popular. Se realizaría el día de las elecciones generales, preguntándole a la ciudadanía si está de acuerdo o no con la reforma de la constitución”.

El funcionario aclaró que los resultados que arroje no serán vinculantes pero que tendrán “mucho sentido político”. En ese sentido, explicó que se trata de un instrumento que no está contemplado en la actual constitución porque la misma “es vieja”. Por último destacó que se trata de una “decisión del gobierno que no necesita el aval legislativo”