Macri quiere que se caiga la reelección del gobernador riojano

¿Qué pasaría si la Corte Suprema de Justicia veta la candidatura a gobernador de Sergio Casas como representante del Partido Justicialista en las elecciones que podrían convocarse para el 12 de mayo?.

Es la pregunta que no se quieren hacer en los despachos gubernamentales riojanos, aunque el presidente Mauricio Macri instruyó a los suyos de ir contra el plan reeleccionista riojano. La pretensión de Macri alerta a los demás mandatarios justicialistas y hasta los enfrenta.

Reunido con el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el presidente dio luz verde a la ofensiva judicial. A través de sus espadas legislativas y judiciales, el Gobierno nacional decidió acelerar las presentaciones en la Justicia provincial y la nacional.

Casas corre de la ventaja del apoyo publico de los gobernadores peronistas y del presidente del bloque de senadores peronistas, Miguel Ángel Pichetto. Sin embargo, el gobierno debería contar con el plan B en caso que el máximo tribunal vaya contra las aspiraciones del casismo.

Dicho plan consiste que el peronismo oficialista debe reaccionar rápidamente y definir a viva voz una fórmula a gobernador y vice.

En todos los escritos aparece la figura del diputado provincial Ricardo Quintela y más lejos el intendente Alberto Paredes Urquiza, que denunció aprietes de la provincia.

En la primera instancia, la Corte no quiso pronunciarse, pero ahora es Macri -según la agencia Télam – que busca que se caiga la re-reelección del gobernador de La Rioja.

3cec96e6-a5f8-4fea-af08-e1d6000d7534

La semana que viene la alianza Cambiemos irá otra vez al Palacio Judicial para denunciar lo que consideran un “fraude institucional”, al referirse a la la consulta popular realizada el domingo último para habilitar la re-reelección del gobernador.

“Yo creo que esto va a terminar en la Corte Suprema de Justicia”, dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Y se mostró esperanzado con que el máximo tribunal haga “la interpretación correcta de la constitución provincial”.

Frigerio recalcó que, para que llevar adelante una reforma a través de una consulta popular, se debe tener “sí o sí, la adhesión de mínimamente el 35% del padrón electoral, cosa que claramente hoy estamos lejos de ese porcentaje”.

El abogado y ex juez, Ricardo Gil Lavedra, aseguró que se agotarán las instancias judiciales para rechazar ese plebiscito impulsado por el mandatario provincial.

Para Germán Garavano, la consulta popular “fue un proceso muy manoseado”. El ministro de Justicia se refirió así a la consulta popular y consideró que ese tipo de cosas “afectan a nuestra democracia”.

El secretario del Interior, Sebastián García De Luca, reiteró su cuestionamiento al referéndum, donde Casas consiguió aval legal para buscar una segunda reelección: “Nos parece un error que se haya planteado una modificación de la Constitución con la sola idea de mantenerse en el poder porque sí”, dijo.

El funcionario fue especialmente crítico con el diputado riojano (Lázaro Fonzalida) que dijo que la elección se pensó así (con baja participación) “porque los peronistas somos vivos, no somos pelotudos”.

“Como peronista, me da vergüenza lo que dijo. Y como militante político, estos dirigentes hicieron que la política sea una mala palabra ante la sociedad”, disparó.