¿Por qué Puy Soria puso en agenda política que es tiempo de los jóvenes?

Publicado por

Una patada a un hormiguero. Así fue el resultado del acto que protagonizó días pasados el ministro de Desarrollo Social, Juan Santander, donde un sector de la juventud lo consagró como postulante a vicegobernador en una hipotética fórmula con el gobernador Sergio Casas. 

Hasta el martes de la juventud la discusión electoral se daba entre los mismos actores de hace más de 20 años. Aquí no solo está el peronismo involucrado sino también el radicalismo con las familias Martínez y Galván, y luego los Brizuela y Doria, que han copado el partido centenario.

Ariel Puy Soria es el secretario de Relaciones Institucionales e integrante de la mesa chica de las decisiones políticas de Casas. Es un chileciteño, pero radicado en la Capital. Su rol es trabajar en el armado político del gobierno y su protagonismo genera muchos recelos entre sus pares, aunque “alguien lo tiene que hacer”.

Con hijos jóvenes y reuniones con esa franja etaria, Puy Soria apoyó el acto de Santander con datos concretos de lo que será el año electoral. Desde 1983, la juventud ha sido desplazada de la toma de decisiones y con casi una nula política que los contenga.

Este año, que las elecciones se realizarán el 12 de mayo en La Rioja, tiene un condimento que nadie lo estudió: el 60% del electorado ronda entre los 30 y 40 años.

El secretario de Casas cuenta con un informe detallado del electorado riojano, donde es preponderante la presencia de los jóvenes, esos mismos que no leen los diarios de papel, no escuchan las radios tradicionales ni ven la vieja televisión. Ese grupo que vota en la provincia su vida pasa en torno al teléfono inteligente y no está contenido por la vieja política.

En el último acto quedó posicionado Santander, pero podría haber sido otro joven. El caso del ministro es que los representa en un cargo ejecutivo estratégico.

Los jóvenes están lejos también del discurso que la fórmula a gobernador y vice debe estar integrada por un capitalino y un chileciteño o que una tapa de un diario de papel marque la agenda a 2.000 personas que viven de la política.

Dy03nOjWoAAJRFz

Casas dentro de su gobierno le ha dado participación a los jóvenes en una medida atinada debido a las fuertes internas que se generan. Muchos de los diputados e intendentes no saben que la mayoría del electorado son jóvenes, de los cuales hay profesionales desocupados que viven por el apoyo de sus padres o a través de un plan laboral.

El discurso del diputado Lázaro Fonzalida sobre la viveza peronista o la frase reiterativa del ex gobernador Luis Beder Herrera sobre “yo hice” o “yo le di” aíslan a unos 100.000 votantes de la prédica peronista.

Capital es el termómetro sobre una juventud que no encuentra ni ser escuchada. Un buen porcentaje sale de las universidades, mientras el rector Fabián Calderón arma una opción electoral. El secretario general de la Gobernación, Gastón Mercado Luna, piensa lo mismo que Puy Soria que “es tiempo de los jóvenes”, a través del aval de otros rostros.