Avanzada cristinista para que De Vido regrese a Diputados

Publicado por

 

El bloque cristinista de Diputados y un puñado de legisladores peronistas pidieron, a fines del año pasado, el regreso a la Cámara baja del desaforado y otrora poderoso exministro de Planificación kirchnerista Julio De Vido, quien se encuentra en la cárcel.

En la solicitud, volcada en un proyecto de resolución, se advirtió la situación de la radical Aída Ayala y el reclamo de la Justicia para que sea suspendida y se active una prisión preventiva que en las últimas semanas generó -y aún lo hace- un dolor de cabeza en el seno de Cambiemos, según Ámbito Financiero.

“Por las evidentes presiones políticas que circunscriben la actuación del sistema de justicia, corresponde brindar al diputado Nacional Julio Miguel De Vido una revisión criteriosa de la decisión oportunamente tomada por la Cámara de Diputados de la Nación, a efectos de hacer valer, como para tantos otros, los principios y garantías que deben regir nuestro Estado de Derecho, evitando la perpetuación de una situación que claramente pone en jaque a todo el sistema democrático nacional”, señala el proyecto que a fines de 2018 impulsaron legisladores como Agustín Rossi -jefe del Frente para la Victoria-, Máximo Kirchner, el chavista Daniel Filmus y el peronista tucumano Pablo Yedlin -integra el interbloque Argentina Federal que comanda el justicialista salteño Pablo Kosiner-, entre otros.

“La arbitrariedad e ilicitud del precedente que se genera con el mantenimiento del desafuero y detención de un miembro de la Cámara de Diputados sin siquiera contar con una condena, debe ser analizado con profundo sentido republicano, pues de lo contrario se corre el peligro de romper el equilibro entre los poderes que rigen nuestro Estado y desarticular por completo el sistema de derechos y garantías que solía existir”, aseguraron los diputados.

A fines de octubre de 2017, y ante dos solicitudes de desafuero y arresto que habían sido activadas por los jueces federales Luis Rodríguez y Claudio Bonadio por presunta malversación de fondos en obras que debían realizarse en la mina de Río Turbio, y por supuestos sobreprecios en la compra de gas licuado entre 2008 y 2015, respectivamente, el cuerpo votó a favor de la suspensión de De Vido. En los fundamentos del proyecto de resolución presentado semanas atrás, los legisladores denostaron ambos expedientes.

La caída de los fueros del funcionario top de los 12 años de gobiernos del FpV contó con el aval de Cambiemos, massismo, PJ -se ausentaron los riojanos Luis Beder Herrera y Teresita Madera-, GEN, izquierda, santiagueños que responden al matrimonio Zamora y misioneros del Frente de la Concordia.

El 26 de julio de ese año, diputados oficialistas no pudieron echar a De Vido de la Cámara por “inhabilidad moral”. Tres meses después, y con la justificación judicial en dos causas diferentes, la izquierda, los santiagueños y misioneros y algunos PJ definieron la suerte del diputado del FpV. El bloque cristinista hizo números, previó una derrota y evitó inmolarse en el recinto, aunque seis legisladores de la bancada que comandaba Héctor Recalde apoyaron el desafuero del exministro.

Los kirchneristas que se presentaron en el recinto y adhirieron a la quita de inmunidad de arresto de De Vido fueron María Emilia Soria y Luis Bardeggia (Río Negro), Miriam Gallardo (Tucumán, con aval del gobernador Juan Manzur), Ana Llanos (Chubut), y Ramón Alberto Tovares y Sandra Daniela Castro (San Juan, con guiño del mandatario Sergio Uñac).

Soria recordó en pleno recinto que el haber nacido en casa peronista le permitió aprender “dos cosas: a no renunciar a mis principios y a dar siempre la cara”. El Movimiento Evita, terminal en el Congreso de los piqueteros vaticanos, se excusó de la trifulca y faltó a la sesión.