Los feligreses regresan al santuario bederista

Después que la Corte Suprema de Justicia falló en contra del gobernador Sergio Casas, el peronismo empezó a buscar nuevos horizontes, entre los cuales aparece la casa del ex gobernador Luis Beder Herrera, conocida como santuario.

Este martes a la mañana llamó la atención el movimiento -dicho por los propios vecinos- a raíz de la presencia de viejos y nuevos dirigentes. Entre ellos, el vicegobernador Néstor Bosetti, un asiduo visitante por estos días, aunque hace un tiempo atrás se había distanciado.

También quien no oculta su presencia es el intendente de Sanagasta, José Aparicio, quien pidió repatriar al ex gobernador a la Casa de Todos, sede del Partido Justicialista.

No solo en la casa de Beder Herrera se producen reuniones políticas sino también en el campo El Bruno, ubicado sobre la ruta 5, que el domingo de pascua se sirvió una comida. Allí asisten algunos legisladores provinciales, que no rompieron su relación política con el ex mandatario y actual diputado nacional.

Según la Casa de Gobierno, en el campo de la ruta 5 se dio un encuentro entre Beder Herrera y el intendente Alberto Paredes Urquiza, pero nadie lo pudo confirmar.

El dueño del santuario que recibe cada día más feligreses (algunos piden no ser nombrados) busca regresar a la gobernación bajo el manto protector de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, siendo además muy crítico del presidente Mauricio Macri.