Frigerio avala un crédito internacional para obra pública en La Rioja

Publicado por

El Gobierno nacional abrió el juego para que La Rioja logre un crédito internacional con el fin de realizar obra pública en la provincia. La negociación está por fuera del acuerdo entre la Casa Rosada y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Se están desarrollando conversaciones con varios gobernadores para replicar esto. Estamos en tratativas con el gobernador Sergio Casas (La Rioja), también con Alberto Weretilneck (Río Negro) y es algo que ya se hizo con Corrientes”, señalaron a El Cronista Comercial en el entorno del ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.

En este contexto, los gobernadores y la Casa Rosada empezaron a trabajar en diferentes herramientas para poder encontrar los fondos necesarios para realizar obras que no entre en el radar del FMI. Y aparecieron los “créditos convenidos” con los organismos internacionales.

El Ejecutivo nacional progresa en conversaciones con varios gobernadores para que accedan a créditos a tasa subsidiada que ya tenía firmada la Nación con entidades como la Corporación Andina de Fomento (CAF) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que no podía hacer uso de los mismos.

El lunes pasado se firmó el primer acuerdo para hacer este “puente” con la provincia de Neuquén. El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, firmaron diversas cartas de intención para garantizar la realización de obras de infraestructura en la provincia.

Aunque Neuquén viene utilizando fondos propios en su plan de obra pública, gracias a los cuantiosos ingresos petroleros por el crecimiento de Vaca Muerta y las regalías que deja en la provincia, la opción de los créditos subsidiados parece ser un buen negocio.

“Estos son créditos a tasa subsidiada que el Gobierno nacional no los puede contabilizar por el acuerdo con el FMI, que la provincia lo toma a partir de proyectos ejecutivos de agua, electricidad, cloacas, acueductos, lo aprueban los organismos multilaterales de crédito y se ejecuta la obra”, explicaron en el entorno del reelecto gobernador nuequino. “El crédito tiene un plazo de gracia de tres años, 12 años para devolver el crédito en 25 cuotas semestrales y a una tasa de tasa es Libor 180 días + 1,35% (alrededor de 5%)”, agregaron.

Aunque se mencionó que la cifra negociada podría alcanzar los u$s 200 millones, la administración provincial lo negó, y señalaron allí que aún no se puede hablar de fondos porque dependerá de los programas que se aprueben.En principio, los programas que presentará Neuquén estarán destinados a inversión en obra de infraestructura básica, como luz, agua y cloacas, plantas de tratamiento y acueductos.

En la Casa Rosada señalaron que la Nación dispone de alrededor de u$s 2000 millones ya preacordados por la CAF y el BID que se podrían volcar a las provincias, que se deberían hacer cargo de la parte que le corresponde al sector público de las obras y su ejecución. El sistema es bastante simple, una vez aprobados los proyectos el Estado nacional gira los fondos a las provincias y, cuando comienza el proceso de pago, el proceso es inverso. Los estados subnacionales envían los montos de las cuotas del crédito, más los intereses, al Tesoro nacional y el Ejecutivo Nacional se encarga de devolverlos préstamos a los organismos multilaterales.

La opción que se presenta ahora es de utilidad para los provincias que tienen cerrada la posibilidad de tomar créditos externos y para el Estado que puede canalizar fondos. Es por eso que las conversaciones no están acortadas a las obras de la provincia de Vaca Muerta.

Gutiérrez también comprometió que su provincias integrará el Fondo de Garantía de Vivienda Social (Fogaviso). Es el primer distrito que se suma para aportar fondos en el Fogaviso que permitirá garantizar los créditos que los bancos le aporten a los desarrolladores en proyectos de vivienda en las provincias.