Casas los lleva a los diputados e intendentes entre sus enojos e internas

Se inició mayo y el gobernador es quien marca la cancha política, a pesar que la mayoría de los diputados, y un poco menos de los intendentes peronistas, no aceptan sus ideas.

Reuniones con mucha catarsis se producen en la Capital como el interior, y en casi todas con críticas al estilo de gobernar de Sergio Casas, pero ninguna posición se transmite en los encuentros oficiales por parte de los legisladores y jefes comunales respectivamente.

La idea de Casas es que las mujeres tengan el poder y eso hace mucho ruido en el peronismo. El martes los legisladores peronistas estuvieron con el mandatario provincial y avalaron en todo sus dichos, como la no sanción de la Ley de Lemas, caminar con las elecciones hacia octubre y con una fórmula de consenso, pero lejos de Luis Beder Herrera y Alberto Paredes Urquiza (tampoco Ricardo Quintela).



Luego del encuentre entre el titular del Poder Ejecutivo y el bloque de Hugo Páez, una docena de legisladores -sin el hombre de Felipe Varela y la vicepresidenta primera Adriana Olima- se reunieron a solas para oponerse sobre lo acordado en la Residencia Oficial.

Muchos diputados hablan con el ex gobernador Beder Herrera, impulsor de la Ley de Lemas. Sin embargo, la caja hasta el 10 de diciembre está bajo control del casismo y específicamente del ministro de Hacienda, Jorge Quintero. La señal es la no concreción de la sesión ordinaria en la Legislatura.

Los jefes comunales están en el mismo panorama y los más adelantados son los de los Llanos que armaron una liga para fortalecerse. Pero la interna juega entre ellos y buscan mantenerse unidos, pese la presión de otros intendentes para dar pasos, que ellos consideran al vacío.

Lo cierto es que Casas está a punto de concretar su deseo, como lo hizo luego de alejarse de Beder Herrera. Hay que recordar que todos criticaban al radical Gastón Mercado Luna y lo mantuvo hasta que él lo decidió.