Andrés Cejas y el principio de otro escándalo en el Concejo

El oficialismo -conocido como paredismo- del Concejo Deliberante utilizó una vieja práctica en la política riojana. Que el paso del tiempo haga olvidar los hechos como el caso del concejal Andrés Cejas, que fue denunciado por agresión por parte de su par Raúl Larraín.

A pesar de los pedidos formales y las denuncias en la justicia, el paredismo -con el guiño de Cambiemos- no quiere debatir sobre una grave situación que tendría otros condimentos para transformarse en otro escándalo.

Como siempre sucede cuando existe una denuncia aparece una contradenuncia para poner en duda lo manifestado, aunque haya testigos directos. Así pasa con la denuncia de Larraín contra Cejas, ya que apareció una mujer para denunciar al denunciante.

A eso se suma la situación del concejal -a cargo de la viceintendencia (mal llamado viceintendente ya que no fue votado), Oscar Luna, que también está denunciado en la justicia.

Dentro del Concejo Deliberante hablan de la relación familiar de un reconocido juez con el nombramiento de sus familiares en el cuerpo deliberativo. Casualidad o no de apellidos que salen a la luz por el tironeo interno de unos y otros que podría ser el principio de otros escándalo en un año electoral.